Robert Sarah: “Los obispos humillamos a los homosexuales si no los llamamos a la castidad”

Cardenal Robert Sarah Liturgia

Las personas que se sienten atraídas por otras del mismo sexo son llamados a la castidad. Lo recuerda el cardenal Robert Sarah, prefecto de la Congregación para el Culto Divino, para indicar que “los sacerdotes y obispos los humillamos si creemos que no pueden alcanzar esa virtud”, según recoge Catholic Herald.

El purpurado ha prologado ‘Por qué no me llamo gay’, de Daniel Mattson. En su texto recuerda que, con frecuencia, obispos y sacerdotes indican que el Catecismo enseña que quienes experimentan atracción hacia el mismo sexo “deben ser aceptados con respeto, compasión y delicadeza”. No obstante, “omitir la enseñanza de la Iglesia –sobre homosexualidad– no es caridad. De hecho, es un mal servicio al Señor y a los creados a su imagen y semejanza”.

Sarah deja claro que “en su caridad y sabiduría materna, la Iglesia indica varias cosas en el Catecismo sobre la homosexualidad que algunos miembros del clero optaron por no citar, incluida la clara advertencia de que ‘bajo ninguna circunstancia pueden ser aprobados los actos homosexuales’”. Asimismo, añade que “como miembros del cuerpo de Cristo, estamos invitados a acompañar a nuestros hermanos y hermanas que experimentan atracción hacia el mismo sexo mientras busquen alcanzar la perfección cristiana”.

Solidaridad con las víctimas del incendio en Portugal

Al menos 60 personas han perdido la vida a causa del incendio que azota Pedrógão Grande (Portugal) desde el sábado. El Papa ya expresó ayer, durante el Ángelus, su solidaridad con todo el pueblo luso. Los obispos portugueses también han expresado sus condolencias. Así, el presidente de la Conferencia Episcopal Portuguesa, Manuel Clemente, mostró su solidaridad y oración “por las víctimas y sus familias”.

Mientras, el obispo de Coimbra, Virgílio Antunes, diócesis a la que pertenece la zona calcinada, quiso dejar “a todos una palabra de consuelo y pide a su diócesis que se unan a la oración por aquellos que perdieron sus vidas”, según relata la agencia Ecclesia.

Cáritas ya trabaja para proveer de casas a aquellos que la han perdido. En total, 20 casas han quedado totalmente destruidas. El presidente de la ONG de la Iglesia en Portugal, Eugénio Fonseca, ha dado un mensaje de tranquilidad a quienes perdieron sus casas al indicar que la reconstrucción de las viviendas está asegurada por Cáritas. Así, hoy mismo ha comenzado una campaña de recogida de ropa.

Cardenal Nichols: “Todos debemos repudiar la violencia”

Una persona ha muerto y 10 resultaron heridas tras el atropello múltiple a las puertas de la mezquita de Finsbury Park. El domingo por la noche, centenares de fieles acudieron a las oraciones de ramadán en este lugar de culto cuando se vieron sorprendidos por una furgoneta.“Voy a matar a todos los musulmanes” fue el grito del atacante, que ha sido detenido. Ante el incidente, el cardenal Vincent Nichols ha hecho una condena pública del atentado, el cuarto en los últimos cuatro meses en Reino Unido.

El arzobispo de Westminster ha señalado que se encuentra “consternado por el ataque deliberado contra las personas que abandonaban sus oraciones nocturnas”. Así, ha explicado que ya ha trasladado “a la comunidad musulmana nuestras oraciones y apoyo”, como recoge The Tablet.

“La violencia engendra violencia. El odio genera odio. Cada uno de nosotros debe repudiar el odio y la violencia por parte de nuestras palabras y acciones. Todos debemos ser constructores de la comprensión, la compasión y la paz, día a día, en nuestras casas, nuestro trabajo y nuestras comunidades. Esa es la única manera”, ha explicado.

Actualizado
19/06/2017
Compartir