José Rafael Quirós: “En Costa Rica tenemos una sociedad menos solidaria y más confrontada”

El arzobispo de San José, ante las elecciones presidenciales del 2 de febrero

José Rafael Quirós, arzobispo de San José, Costa Rica

JOSÉ LUIS CELADA | Apenas lleva medio año como nuevo arzobispo metropolitano de San José, tiempo más que suficiente, en cualquier caso, para que José Rafael Quirós Quirós vaya vislumbrando cuáles son los criterios y caminos a seguir para poner a la arquidiócesis en “estado permanente de misión”. Mientras tanto, las elecciones presidenciales del 2 de febrero constituyen una buena prueba de fuego para el “proyecto de país” que la Iglesia llama a construir.

PREGUNTA.- El Episcopado costarricense ha publicado un documento (Rehabilitar la política) con “algunos criterios éticos para iluminar el proceso electoral y la vida democrática”, de cara a los comicios presidenciales de febrero. ¿Qué echa de menos en la vida política de su país?

R.- Costa Rica experimenta cambios en muchos ámbitos, y el político no es excepción. Nuestro sistema democrático enfrenta una crisis seria en cuanto a la base ideológica y estructural de los partidos, además de la ausencia de liderazgos claros con propuestas concretas a los males que aquejan a la población. Como ya decía el beato Juan Pablo II, estamos urgidos de un perfil político de alto vuelo, que no reduzca la política “a pura mediación de intereses o, lo que es aún peor, a una cuestión de demagogia o de cálculos electorales”.

En el electorado hay mucha desafección y desconfianza hacia a la clase política, ante todo, por los diversos actos de corrupción y la insistencia en la situación de “ingobernabilidad”. Se puede hacer una lectura interna, tal vez osada, y es que la política se ha movido respondiendo a intereses de grupos poderosos económicamente, sin mirar a un importante sector, que cada día se ve sumido en la pobreza. La brecha social y el desempleo han crecido. Pocos tienen mucho y aumenta el número de los que no tienen ni lo necesario para vivir. Por otro lado, la clase media ha disminuido considerablemente y, en su lugar, vemos crecer el número de pobres.

P.- ¿Son estos los desafíos más urgentes que hoy afronta Costa Rica?

R.- En la historia reciente de Costa Rica no se ha plasmado un “proyecto de país” que nos lleve hacia una realización más satisfactoria del bien común. Se ha renunciado a un diálogo constructivo. Tenemos una sociedad menos solidaria y más confrontada. A la luz de la Doctrina Social de la Iglesia, apelamos a una política fiscal realista y justa, para responder al creciente déficit. Debe devolverse al pueblo la fe en las instituciones estatales, en cuanto a su eficiencia, transparencia y buena administración. Aclarar el enmarañado mundo legal, muchas leyes que en lugar de ayudar complican; una mayor claridad y conciencia de quienes llegan al Congreso sobre su tarea como representantes del pueblo, haciendo control político, pero sin entorpecer la función legislativa. Se debe estar vigilante con la seguridad ciudadana: el narconegocio nos está golpeando. También es necesario el fortalecimiento de la seguridad social, pilar de nuestra estabilidad social y democrática.

Entrevista con José Rafael Quirós [íntegra solo suscriptores]

En el nº 2.880 de Vida Nueva

Actualizado
31/01/2014
Compartir