La Religión no será de oferta obligatoria en Bachillerato

José Ignacio Wert, ministro de Educación, en el Senado

El Grupo Popular en el Senado decidió no incorporar la petición de la CEE

José Ignacio Wert, ministro de Educación, en el Senado

F. OTERO | Finalizado el período para la presentación de enmiendas a la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) en el Senado, se puede concluir que la asignatura de Religión en Bachillerato quedará establecida en la reforma tal y como ha sido aprobada en el Congreso de los Diputados y propuesta desde un principio por el Ministerio de Educación.

Por tanto, será materia optativa, pero no de oferta obligatoria por los centros en esta etapa educativa, como se pedía desde la Conferencia Episcopal Española (CEE) y desde algunos sectores del propio PP, partido que sustenta al Gobierno.

El Grupo Popular en el Senado decidió no incorporar finalmente la enmienda que subsanase lo que el senador popular y portavoz de Educación en esta cámara, Luis Peral, había calificado de “error técnico” y que, de ese modo, daría cumplimiento a los Acuerdos entre el Estado Español y la Santa Sede.

El propio Peral diría ante la decisión de su grupo que tal vez hubiese quedado más claro si se hubiera considerado a la Religión en Bachillerato como “optativa de oferta obligatoria”, pero, según añadió, “la última palabra la tiene el Ministerio de Educación”. Además, y en declaraciones a la Cadena Ser, el dirigente popular afirmó que la clase de Religión en la LOMCE “está exactamente igual que en la LOE”.

Mientras, los obispos, a través de la Conferencia Episcopal Española u otros organismos, siguen insistiendo en que la no oferta obligatoria de la asignatura supondría el no cumpliento de una ley de rango internacional.

Al margen de esta cuestión, el Partido Popular en el Senado también ha propuesto que se retrase la aplicación de la LOMCE, de modo que se implante en tres años en vez de en dos como estaba previsto.

El resto de grupos han manifestado a través de sus mociones, su rechazo total a la reforma y, por tanto, la conocida como la Ley Wert se quedará, como en la Cámara Baja días atrás, con el solitario apoyo del Grupo Popular.

En el nº 2.850 de Vida Nueva

Actualizado
07/11/2013
Compartir