Ángel Galindo: “Las universidades sirven a la evangelización”

Ángel Galindo, rector de la UPSA

El rector de la UPSA participa en São Paulo en la Asamblea General de la FIUC

Ángel Galindo, rector de la UPSA

F. OTERO | El rector de la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA), Ángel Galindo García, recordó antes de partir hacia São Paulo para participar en la 24ª Asamblea General de la Federación Internacional de Universidades Católicas (FIUC), que comenzó el pasado 23 de julio, que “las universidades y profesionales universitarios sirven a la evangelización de la cultura”.

“Su misión –añadió– no es estrictamente pastoral, pero sí evangeliza y sirve a la pastoral en cuanto en su seno se interpreta y explica el misterio eucarístico, el sentido de los sacramentos, el anuncio de la Palabra y se orienta el compromiso a favor de la justicia y la caridad”.

Para Galindo, las universidades católicas no pueden abandonar esta tarea: “Están al servicio de la cultura y de la fe, en cuanto razón y fe se interrelacionan y necesitan, sin cerrarse a la misión universal encomendada por su misma naturaleza universitaria, para orientar, asesorar, formar y crear nuevas formas evangelizadoras. Y lo que es más importante, para ayudar a las comunidades cristianas a interpretar el horizonte magisterial de su vida comunitaria y eclesial”.

Cambio personal y social

En la Asamblea General, que lleva por título Enseñar y aprender en la universidad católica. Educar y formar, se reflexionará sobre la enseñanza y el aprendizaje como tareas inmediatas de las universidades que tienen como horizonte la formación y el cambio personal y social.

Un cambio que, tal y como dice el propio rector, es el que guía el ideario de la UPSA. “La pregunta fundamental de todo hombre es cómo se lleva a cabo este proyecto de realización, cómo se aprende el arte de vivir, cuál es el camino que lleva a la felicidad (…). La pobreza más profunda es la incapacidad de alegría, el tedio de la vida considerada absurda y contradictoria. Esta pobreza se halla hoy muy extendida, con formas muy diversas, tanto en las sociedades materialmente ricas como en los países pobres”, afirmó.

El encargado de inaugurar estas jornadas de reflexión –en las que participan representantes de universidades y centros superiores de educación de todo el mundo– fue el prefecto de la Congregación para la Educación Católica, Zenon Grocholewski, que estuvo acompañado por el presidente de la FIUC, Anthony Cernera.

La Asamblea, que al cierre de esta edición todavía no había concluido, también celebró las elecciones de los miembros del Ejecutivo y del Consejo de Administración.

En el nº 2.811 de Vida Nueva.

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
26/07/2012
Compartir