Cristianos que dan razón de la esperanza

Jornada-instituto-pastoral(Felisa Elizondo) Del 26 al 28 de enero ha tenido lugar la Semana organizada por el Instituto Superior de Pastoral (Madrid) de la Universidad Pontificia de Salamanca, que viene celebrándose anualmente. Las jornadas reunieron en el Auditorio Ángel Herrera a un buen número de alumnos y agentes de pastoral de muy diversas procedencias. El programa adelantaba que, ante la situación de crisis generalizada y desánimo difuso, la convocatoria pretendía “presentar de forma renovada el aliento de la esperanza y estimular la responsabilidad de los cristianos”, y ofrecer signos concretos de la gran esperanza en algunos lugares especialmente necesitados de ese aliento.

Los títulos de las ponencias que se sucedieron dan una idea  del tratamiento del tema: Lo teologal de la esperanza cristiana y la esperanza que presenta el cristianismo hoy (Felicísimo Martínez); Otra lectura de la crisis económica (Francesco Gesualdi); La hondura y las dimensiones de la crisis (Julio Lois); Respuestas del cristianismo a las crisis vividas en la historia (Ángel Moreno); ¿Esperanza de salvación o conquista de la felicidad? (Juan Martín Velasco); y Razones para esperar en medio de la crisis (Camilo Maccise).

También se analizaron las situaciones vividas en lugares de desesperanza, como la de las minorías cristianas de Oriente Medio, el mundo obrero y rural, o en contextos como la inmigración o las zonas marginales.

Seis grupos de trabajo intercambiaron puntos de vista, debatieron sobre las ponencias y llevaron al aula preguntas sobre la aparente debilidad de la virtud de la esperanza hoy, los retos a que asistimos y sobre cómo articular esperanzas en el mundo.  Las celebraciones litúrgicas recogieron esas mismas inquietudes.

Para los 340 participantes, la Semana ha supuesto una ocasión importante para no decaer y confiar en el alcance del testimonio de la esperanza que otros “esperan” de los propios  cristianos.

En el nº 2.694 de Vida Nueva.

Actualizado
05/02/2010
Compartir