Alaban la labor de la Iglesia en las cárceles

Pastoral Penitenciara celebra su encuentro nacional en Valencia

Encuentro-Past-penitenciari(José Ramón Navarro Pareja– Valencia) El responsable de Pastoral Penitenciaria de la Conferencia Episcopal, y obispo de Santander,  Vicente Jiménez, reclamó la semana pasada que se acometan reformas legales para mejorar la atención a los presos que padecen enfermedades mentales. En el marco del Encuentro Nacional de Pastoral Penitenciaria que se celebró en Valencia, el obispo señaló que “los establecimientos penitenciarios son inadecuados para el tratamiento sanitario” de estas personas, ya que les obligan a estar “forzosamente alejados del trato afectivo de sus familiares”. Por ello, unas pertinentes modificaciones legales no sólo ayudarían a mejorar su salud, sino que contribuirían “a su reintegración familiar y social”.

En este sentido, Jiménez pidió a las autoridades que hagan “legalmente posible que las medidas de seguridad impuestas a enfermos mentales, en las que no prime la función de retención y custodia sobre la asistencial, se cumplan en dispositivos asistenciales comunitarios, cerca de la familia, y no en un psiquiátrico penitenciario, a fin de evitarle un desarraigo adicional”. El obispo recordó que un 25% de los presos sufre alguna patología psíquica, y destacó que la Iglesia defiende “la inviolable dignidad de los enfermos mentales presos”, por lo que “nuestra dedicación a ellos debe caracterizarse no sólo por la competencia profesional y técnica, sino por la humanización”.

En el encuentro –que se desarrolló en Valencia en coincidencia del 600º aniversario del sermón del mercedario Juan Gilabert Jofré, que propició la fundación en la ciudad del primer hospital psiquiátrico del mundo– participaron más de 200 jueces, fiscales, representantes de instituciones penitenciarias, voluntarios y religiosos dedicados a la Pastoral Peniten- ciaria. También participaron varias autoridades públicas, que destacaron la gran labor que desarrollan los voluntarios que colaboran con este tipo de pastoral.

Tarea poco conocida

Así, el vicepresidente tercero de la Generalitat Valenciana, Juan Cotino, destacó la labor “tan importante, necesaria, pero poco conocida” que realizan las personas que atienden a los presos con enfermedades mentales. “Que Dios les siga bendiciendo por atender a personas tan necesitadas”. Por su parte, el director general de Instituciones Penitenciarias, Virgilio Valero, elogió “el trabajo serio y comprometido de la Pastoral Penitenciaria y de entidades como Cáritas”. En la misma línea se expresó el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Ricardo Peralta, quien subrayó que desde el Ejecutivo “se valora el compromiso y la dedicación que se lleva a cabo desde la pastoral diocesana para abordar una realidad ya existente en la época del padre Jofré”.

En el nº 2.676 de Vida Nueva.

Actualizado
25/09/2009
Compartir