La solidaridad de Cáritas también llega a Irak

(M. Á. Malavia) El pasado 14 de julio tuvo lugar, en la madrileña sede de Cáritas Española, una rueda de prensa con Jean Benjamin Sleiman, arzobispo de Bagdad, quien estuvo acompañado por el director de Cáritas Irak, Nabil Nissan. En ella dieron a conocer la ayuda que desde España, a través de Cáritas, se presta  a su población. El director de Cáritas Española, José Luis Pérez, estimó en torno a un millón de euros el dinero invertido por la organización, sólo desde 1999, en distintos programas humanitarios en la zona, centrados fundamentalmente en materia sanitaria: desde el envío de medicamentos hasta el abastecimiento del hospital de san Rafael, en Bagdad, gestionado por religiosas dominicas. Este programa resulta de vital importancia en un país en el que desde el inicio de la guerra, en 2003, un 40% de los médicos han tenido que abandonar el país, estando los hospitales desbordados ante la falta de medios y personal. 

La implicación de Cáritas Española con Irak proviene del año 1992, momento en que estalló la Primera Guerra del Golfo y en el que se creó una propia delegación nacional. José Luis Pérez añadió en la rueda de prensa que este compromiso se hace extensible a todas las Cáritas de Europa, hasta el punto de estar estudiando la creación de un organismo internacional dedicado específicamente a la atención del pueblo iraquí. 

En el nº 2.669 de Vida Nueva.

Actualizado
17/07/2009
Compartir