El Episcopado llama a la calma en Venezuela

Una nota pide al Gobierno y a la oposición actitudes democráticas en campaña

(Andrés Cañizález– Caracas) El 23 de noviembre, Venezuela celebrará elecciones regionales y municipales. Sin embargo, la campaña oficial ha comenzado dos meses antes en un clima de fuerte crispación política. Por eso, en un documento emitido el 24 de septiembre y titulado El bien y la paz de nuestro pueblo, la directiva de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), aunque estima normal que se “caldeen los ánimos” en una campaña electoral, condena la creación de “un clima de agitación política” y exige, tanto del Gobierno como de la oposición, que eviten “cualquier tipo de acción que pueda poner en peligro la realización de los comicios previstos para el 23 de noviembre”.

Levantamos nuestra voz de rechazo a toda violencia e intolerancia, venga de donde venga, contra personas, instituciones y medios de comunicación social”, prosigue el texto, que lleva las firmas de Ubaldo Santana (presidente de la CEV), Roberto Luckert, Jorge Urosa Savino y Ramón Viloria, arzobispos de Maracaibo, Coro, Caracas y Puerto Cabello, respectivamente.

La CEV, asimismo, pide a policías y militares que garanticen la seguridad de quienes participen en la campaña, e insta al Consejo Nacional Electoral a actuar con “absoluta transparencia” y contribuir a que los candidatos compitan en “igualdad de oportunidades”.

En respuesta a la denuncia presentada por el Gobierno semanas atrás de un presunto plan buscando asesinar al presidente Hugo Chávez (una cortina de humo, según el analista Teodoro Petkoff, editor del diario Tal Cual), los prelados rechazan “tanto el presunto magnicidio como la presunta conspiración para un golpe de Estado”. Saliendo al paso de las críticas gubernamentales al silencio de la Iglesia ante la citada denuncia, la jerarquía católica solicitó investigaciones “dentro del Estado de Derecho”.

En la Asamblea de octubre

En su comunicado, la directiva de la CEV manifesta también su preocupación por la “aparente inconstitucionalidad” de diversos artículos aprobados en julio por Chávez gracias a poderes especiales que recibió del Parlamento. Sin embargo, el Episcopado anuncia que este tema será abordado en profundidad durante su Asamblea extraordinaria de octubre.

El cardenal Urosa Savino, por su parte, subrayó en declaraciones a la prensa que los obispos “llamamos a todos los actores políticos, tanto del Gobierno como de la oposición, a una actitud verdaderamente democrática, que permita que el pueblo se exprese libremente en los comicios que vamos a realizar en el mes de noviembre”.

En el nº 2.630 de Vida Nueva.

Actualizado
03/10/2008
Compartir