Brasil se moviliza en contra del aborto

Iglesia y políticos cristianos denuncian el proyecto de ley que lo descriminaliza

(Graziela Cruz-Brasil) Un proyecto de ley que descriminaliza el aborto en Brasil y está en trámite en la Cámara de los Diputados viene provocando acalorados debates entre diversos sectores religiosos, académicos y científicos, defensores y opositores de esta práctica todavía prohibida en Brasil. El proyecto 1135/91, elaborado por una comisión tripartita (con representantes de los tres poderes), liberaliza la práctica abortiva y deberá ser votado próximamente en la Comisión de Seguridad y Familia de la Cámara Federal. En la legislación actual, sólo está permitido el aborto en casos de violación, riesgo de muerte para la madre o, con autorización judicial, cuando el nonato es anencéfalo.

Por todo el país se han multiplicado los comités, liderados por sectores sociales ligados a la Iglesia y a movimientos en defensa de la vida, que organizan encuentros, manifestaciones públicas y recogen firmas para un documento que será entregado al presidente Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva. El objetivo es reunir un millón de firmas, número previsto en la Constitución Federal para que los proyectos populares se conviertan en ley, y poner así punto final al proyecto 1135/91.

Además de la recogida de firmas, los comités están organizando exposiciones y proyectando vídeos en centros comerciales para alertar a la población –en especial la femenina–, sobre las negativas consecuencias físicas, psicológicas y los riesgos de un aborto para la vida de la mujer.

Ya durante el tiempo de Cuaresma, gracias a la Campaña de la Fraternidad propuesta y coordenada por la Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil (CNBB) y que este año tenía como lema En defensa de la vida, se han reforzado los debates acerca del tema en todas las comunidades parroquiales, movimientos y organizaciones eclesiales. Muchas diócesis han creado comités y otros organismos con el objetivo de organizar iniciativas visibles y motivar a la participación popular contra prácticas como el aborto y la eutanasia.

En el ámbito del Congreso Nacional, el Frente Parlamentario contra la Legalización del Aborto y por el Derecho a la Vida se ha convertido en uno de los grupos más significativos, reuniendo a 199 parlamentarios, entre diputados y senadores, lo que representa el 33,5% de congresistas de las dos cámaras. Este colectivo ha organizado seminarios y cuenta con una publicación para divulgar su posición contraria al aborto. Los diputados y senadores se movilizan incluso organizando frentes parlamentarios antiaborto en los diferentes estados y municipios brasileños.

Actualizado
28/03/2008
Compartir