Autores

Marta Rodríguez

Yo, que predico a sacerdotes y seminaristas

De joven nunca pensé que las mujeres pudieran colaborar en la formación de los sacerdotes. No es que lo hubiera excluido conscientemente, pero el hecho es que esa posibilidad nunca se me había ocurrido.