.


El arzobispo de Canterbury, dispuesto a acompañar a Francisco a Sudán del Sur

  • El primado de la Iglesia anglicana visitó el Vaticano y tuvo una cordial audiencia con el Pontífice
  • Los líderes religiosos esperan que la reconciliación del país se haga efectiva con los recientes acuerdos de paz

El papa Francisco ha recibido en la tarde de ayer, 13 de noviembre, en el Vaticano la visita del arzobispo de Canterbury, Justin Welby. La máxima autoridad de la Iglesia anglicana –con el permiso de la reina Isabel de Inglaterra– iba acompañada por el arzobispo Ian Ernest, director del Centro Anglicano de Roma, que, además hace la función de Representante de la Comunión Anglicana ante la Santa Sede. Los líderes religiosos tuvieron un encuentro al que siguió el habitual intercambio de regalos.

El primer encuentro entre Welby y Francisco fue en 2013, posteriormente el inglés acudió a Asís en 2016 y visitó Roma pocos días después. El pasado mes de abril la cuestión del Sudán del Sur les unió, acudiendo Welby al retiro espiritual para los líderes del país celebrado en el Vaticano.

Un situación dolorosa

Según el comunicado de prensa de la Santa Sede, “durante las conversaciones amistosas se discutieron la situación de los cristianos en el mundo y algunas situaciones de crisis internacional, con especial referencia a la dolorosa realidad de Sudán del Sur”.

La nota añade, además, que “al final de la reunión, el Santo Padre y el Arzobispo de Canterbury acordaron que, si la situación política del país permite el establecimiento de un gobierno de transición de unidad nacional en los próximos 100 días, tras el acuerdo firmado en los últimos días en Entebbe, Uganda, es su intención ir juntos de visita al sur de Sudán”. Es la segunda vez en pocos días que el Papa se refiere a este viaje, que mencionó tras el ángelus el pasado domingo, 10 de noviembre.

Noticias relacionadas
Compartir