.


El Documento final del Sínodo para la Amazonía ya tiene su primer borrador

Paolo Ruffini, presidente de la Comisión de Información del Sínodo de los Obispos sobre la Amazonía, ha asegurado durante el encuentro con la prensa celebrado hoy, 21 de octubre, que ya se ha presentado el primer borrador del documento final del mismo. El texto será enriquecido con los aportes de los 12 círculos menores para, posteriormente, ser sometido a votación – punto por punto – el próximo sábado 26.

Entre los puntos que se someterán a votación se encontrarán las propuestas hechas acerca de la creación nuevos ministerios en la región amazónica, desde el diaconado femenino hasta la ordenación de hombres casados. En cuanto a esto último, Christoph Schönborn, cardenal arzobispo de Viena, ha señalado que en su propia diócesis cuentan con más de un centenar de diáconos, la mayoría de ellos casados.

Por otra parte, Domenico Pompili, obispo de Rieti (Italia), – uno de los miembros del Sínodo escogido personalmente por Francisco – ha advertido que “el Amazonas es una mujer violada cuyo grito debe ser recogido”. Y es que, como ha subrayado, no se trata solo de esta región, sino de todo el planeta. “El Amazonas es una metáfora de la Tierra, sujeta a varios tipos de violencia”, apostilló el obispo.

Entender el progreso

“El desarrollo no es un proceso rectilíneo que va de negativo a positivo”, ha continuado el prelado. “Después de la crisis de 2008, nos dimos cuenta una vez más de que el progreso no es una flecha directa”. Por ello, surge la cuestión de “cómo compatibilizar el desarrollo con el cumplimiento de los estándares de sostenibilidad”.

Del mismo modo, y haciendo referencia al progreso descontrolado, Marcivana Rodrigues Paiva, representante del grupo sateré mawé (Brasil), ha hablado sobre cómo afecta la urbanización de los territorios indígenas, que provoca el desplazamiento de estos pueblos a núcleos urbanos.

“Sin territorio, no tenemos derecho a nuestra identidad”, ha denunciado Rodrigues, quien ha pedido la ayuda de una “pastoral indígena” para “los migrantes que llegan a la ciudad”. “Para los nativos, el mayor peligro es la invisibilidad: cuando eres invisible, no tienes derechos”, ha subrayado.

Noticias relacionadas
Compartir