Los religiosos colombianos exhortan a “no desfallecer en el empeño por los acuerdos de paz”

  • La CRC se solidariza con las familias de las víctimas del terrorismo y de los líderes sociales asesinados, reiterando su compromiso con la defensa de la vida y de los derechos de los más pobres
  • Ante la ruptura de la mesa de paz con la guerrilla del ELN alerta sobre los intereses “de unos pocos” de minar el sueño de cambiar la historia y dar paso a la reconciliación

“Estamos convencidos que todos los actores sociales del país debemos unirnos en el trabajo por la paz y la reconciliación”. Bajo esta premisa la Conferencia de Religiosos y Religiosas de Colombia (CRC) ha sentado su posición frente a la crisis generada por el atroz atentado terrorista perpetrado por la guerrilla del ELN contra la Escuela de Policía General Santander, que cobró la vida de 21 personas y dejó más de 60 heridos.

Aunque los religiosos y las religiosas del país se han unido “a todas las voces de repudio” de la sociedad y de la propia Iglesia, sin dejar de hacer “memoria de todos los líderes sociales asesinados en lo que va corrido del año”, así mismo han reiterado su compromiso “con la defensa de la vida, la búsqueda de la paz, el acompañamiento y la defensa de los derechos de los más pobres”.

Sensibles al dolor

“La vida religiosa, presente en tantos rincones del país, escucha el clamor de los pueblos y no es ajena al dolor, vacío, desolación, frustración e impotencia que deja la guerra”, se lee en el comunicado suscrito por los miembros de la Junta Directiva de la CRC, en el que también exige al Estado que “garantice los derechos mínimos que por años se les ha venido negando y violentando” a los líderes sociales que buscan ayudar a las víctimas.

De igual forma, en oposición a la corrupción, la violencia y los intereses “de unos pocos” que buscan minar el sueño de todo un pueblo de “cambiar la historia y hacer posible la paz y la reconciliación en Colombia, los religiosos reiteran “el compromiso del Estado de “garantizar las condiciones para los diálogos”, con la certeza de que “no es posible desfallecer en el empeño por los acuerdos de paz”.

El pronunciamiento de la CRC se produce tras la ruptura de los diálogos de paz entre el gobierno de Iván Duque y el ELN, y ante la solicitud expresa del Presidente, al gobierno cubano –uno de los garantes de dichos diálogos– de capturar a los líderes de la guerrilla, en contra de los protocolos que se habían establecido previamente frente a una situación de esta naturaleza.

Noticias relacionadas
Actualizado
25/01/2019
Compartir