La pregunta del cardenal Brandmüller: “¿Se puede reconocer alguna dirección en la Iglesia?”

El cardenal Walter Brandmüller, en una conferencia sobre Humanae vitae octubre 2017 Vaticano

El cardenal Walter Brandmüller se ha preguntado si realmente la Iglesia ha tomado alguna dirección: “¿No está la Iglesia en corrientes contradictorias? ¿Se puede reconocer alguna dirección?”. Y ha añadido: “En cualquier caso, es obvio que, al menos en Europa occidental, las declaraciones de la Iglesia están más o menos en línea con la corriente social, y que los asuntos puramente seculares a menudo determinan los discursos y acciones de las autoridades eclesiásticas. Incluso algunos obispos, especialmente en el campo de la moralidad, han expresado puntos de vista diametralmente opuestos a las Escrituras. Al hacerlo, uno se aleja de los fundamentos de la existencia de la Iglesia”.

Así lo dice el purpurado alemán en una entrevista con CNA, en la que también afirma que “no sería realista olvidar u ocultar que el 80% de los casos de abuso en el contexto de la Iglesia se cometieron contra adolescentes varones. Esta relación entre el abuso y la homosexualidad ha sido demostrada estadísticamente, pero no tiene nada que ver con la homofobia”. Y continúa: “La sexualización de la sociedad a lo largo de décadas ha dejado su huella en los católicos. ¡Esto puede ayudar a explicar los abusos, pero de ninguna manera es una excusa!”.

Para prevenir los abusos, Brandmüller lo tiene claro: “En primer lugar, será necesario, antes de cualquier consideración religiosa, volver a familiarizarnos y profundizar nuestra comprensión de los principios de la moralidad sexual provocados por la naturaleza humana como el de hombre y mujer. Juan Pablo II, con su Teología del cuerpo ha hecho una contribución innovadora en este asunto”. De hecho, “esta enseñanza doctrinal de Juan Pablo II también debería formar la base para la selección y formación de futuros sacerdotes y educadores religiosos”, añade. Y pone como ejemplo los seminarios tradicionalistas: “¿No es sorprendente que los seminarios ‘convencionales’ de las llamadas comunidades tradicionalistas no tengan escasez de seminaristas? Entonces, ¿por qué no adoptar este modelo para el éxito?”.

Argüello: “El Gobierno debió ser más prudente con la exhumación de Franco”

“Creo que el Gobierno sacó un Decreto Ley sin caer en la cuenta de todas las implicaciones, porque había una decisión fuerte de exhumar pero sin tener claro dónde inhumar”. Así lo ha explicado el secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Luis Argüello, en una entrevista con La Razón. “Incluso en el propio decreto de agosto se reconocía a la familia un derecho de poder inhumar los restos del general Franco en un sitio u otro”, ha añadido.

En el mismo sentido, continúa: “Luego apareció la cuestión de la Almudena y ha complicado más las cosas. Porque es verdad que tocar a los muertos es algo delicado. En este caso, además, hablamos de alguien con una significación singular en la reciente historia de España. Por eso, seguramente, se deberían haber dado pasos con mayor prudencia”. Sin embargo, “una vez que las cosas han sido como han sido, llegamos una vez más a los tribunales para que tengan que ser ellos los que resuelvan”.

En otra entrevista en La Noche en 24 horas de TVE, el también obispo auxiliar de Valladolid ha reconocido que la catedral de la Almudena no es “el lugar más adecuado” para inhumar al dictador. Asimismo, ha indicado que la familia Franco “tiene derecho” a decidir sobre el destino de los restos, pero que deben “entender” que Franco “tiene una significación que va más allá de lo familiar”. Y ha concluido: “Tienen que aceptar que las cosas pueden ser de otra manera”.

El embajador de Chile apoya la política internacional del Papa

“Ver que el Papa pone énfasis en la política multilateral me produce una profunda impresión”. De esta manera se ha expresado el embajador de Chile ante la Santa Sede, Octavio Errázuriz Guilisasti, sobre el discurso de Francisco a los embajadores del pasado 7 de enero. Y es que, según él, el Pontífice “a lo largo de su discurso, que es una especie de catastro de los grandes problemas internacionales y de las formas de cómo se están resolviendo o tratando, ha tocado los puntos más importantes de lo que es el ideario de una política internacional”.

Para Errázuriz, estos puntos se resumen en los siguientes: “La preocupación por la paz y la seguridad internacional, el llamado al diálogo, el llamado a que los pueblos deben entenderse, a que los organismos tienen que ser la voz de los sin voz, a la condena tajante a las armas nucleares, el llamado a los países a buscar el encuentro y su preocupación por los más débiles”.

El embajador reconoce en Vatican News que las palabras del Papa hablan del destino común de todos los países. “Este destino que tiene que ser que todos nos entendamos, todos encontremos vías de solución y podamos aspirar al desarrollo que nuestros pueblos necesitan, desarrollo que no solamente es económico, que no solamente es de los aspectos utilitarios, sino que también es un desarrollo espiritual, y en esto la Iglesia tiene un papel muy importante”.

Noticias relacionadas
Actualizado
10/01/2019
Compartir