Católicos, musulmanes y judíos firman una declaración por el diálogo y la convivencia en Argentina

  • Los tres representantes de los principales credos del país se comprometen contra todo tipo de violencia
  • Se refrenda el histórico documento de 2005 en un acto en la sede de la Conferencia Episcopal

Con la firma de los presidentes del Centro Islámico de la República Argentina (CIRA), Aníbal Bachir Bakir, de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), Agustín Zbar, y de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), Oscar Ojea, se selló esta declaración por el diálogo y la convivencia, en el que se comprometieron a:

  • Crear instancias de diálogo que fortalezca la convivencia mutua.
  • Informar, compartir y brindar opinión de los valores en común.
  • Profundizar desde la educación el conocimiento mutuo.
  • Responder solidariamente a los ataques a símbolos religiosos, a las tergiversaciones y generalizaciones que confunden a la opinión pública.
  • Tener reuniones anuales para analizar las necesidades y realidades de las comunidades religiosas.

Esta declaración también contó con la firma de los co-presidentes del Instituto de Diálogo Interreligioso (IDI): Rabino Daniel Goldman, diputado Omar Abboud y del pbro. Guillermo Marcó.

Participaron del evento, además de representantes de las distintas comunidades religiosas, la presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Cámara de Diputados de la Nación, Cornelia Smith, Alfredo Abriani, Secretario de Culto del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, y el secretario de Culto de la Ciudad de Buenos Aires, Federico Pugliese.

Las bases del mensaje

En el texto figura un “considerando” que enumera el por qué de esta declaración:

  • Como antecedente se reconoce el documento del 9 de agosto de 2005 -firmado en aquel entonces por el Arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio- contra toda forma de violencia “que invoque la fe como justificativo”.
  • Se reconoce la vocación de diálogo interreligioso en el país y la voluntad de convivir en armonía.
  • Los beneficios que se reflejaron en la sociedad por este diálogo desde las propias identidades y valores religiosos, que ha trascendido las fronteras.
  • El compromiso religioso traducido por la preocupación genuina por la dignidad del hombre y que se opone a la violencia como medio para la resolución de los conflictos.

La convocatoria

Los dirigentes religiosos señalaron: “La mayor parte de los habitantes del planeta se declaran creyentes. Esto debe promover a las religiones a entrar en un diálogo entre ellas, orientándolas en el cuidado de la naturaleza y en planeta en nuestra casa común, en la defensa de los pobres, el trabajo por la justicia y en la construcción de redes de respeto y fraternidad”.

Por tal motivo convocan a todas las comunidades religiosas, dirigencias, medios de comunicación y a la sociedad toda a no permitir que los conflictos de otras regiones del mundo, afecten la convivencia. Se impone en este momento, “preservar y fortalecer todos los caminos de diálogo que conduzcan a una mayor fraternidad y solidaridad entre todos los habitantes” del país.

“Con este gesto expresamos el rechazo a toda forma de violencia, reivindicamos la fecundidad del diálogo interreligioso, y afirmamos que toda invocación de la fe para la violencia, en nombre de la religión, es totalmente equivocada“, afirmó el Obispo Ojea.

Noticias relacionadas
Actualizado
07/12/2018
Compartir