Francisco advierte que “el mundo mira hacia otro lado” ante la situación de los cristianos perseguidos en Tierra Santa

  • El Papa ha recibido en una audiencia a los miembros de la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro, a quienes ha agradecido su labor por el diálogo interreligioso
  • “Están llamados a poner como objetivo de sus obras el amor evangélico al prójimo”, apuntó

“Es una buena señal que sus iniciativas en el campo de la capacitación y la atención médica estén abiertas a todos, independientemente de las comunidades a las que pertenezcan y de la religión profesada”, ha dicho Francisco hoy, 16 de noviembre, en una audiencia con los miembros de la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro. “De esta manera, están ayudando a allanar el camino hacia el conocimiento de los valores cristianos, la promoción del diálogo interreligioso, el respeto y el entendimiento mutuo”, señaló.

Sin embargo, señaló que “no son una entidad filántropa comprometida en la promoción del mejoramiento material y social de los destinatarios, sino que están llamados a poner en el centro y como objetivo final de sus obras el amor evangélico al prójimo, para testimoniar la bondad y la atención con que Dios nos ama”. 

En otras palabras, Bergoglio ha hecho referencia a que, con el “meritorio compromiso”de la Orden, están contribuyendo a “la construcción del camino” que llevará “al logro de la paz” en Tierra Santa. De esta manera, el Papa alentó a los presentes a continuar del lado del Patriarcado Latino a la hora de afrontar la crisis de los refugiados que sufre la región y que en los últimos cinco años ha reclamado que la lglesia diese una respuesta humanitaria significativa.

“Recurran siempre a la oración”

“La dramática situación de los cristianos perseguidos y asesinados está frente a todo el mundo”, aseveró, “pero con demasiada frecuencia dirigimos la mirada hacia el otro lado”. Francisco señaló que a este “martirio en su sangre” se le suma un “martirio blanco” como el que ocurre “también en los países democráticos cuando la libertad de religión se ve limitada”.

“Este es el martirio diario de la Iglesia en esos lugares”, subrayó. Una situación que, además de la labor de ayuda material “para las personas tan duramente tratadas”, Bergoglio instó a los presentes a que “recurran siempre a la oración, a invocar constantemente a la Virgen”, Nuestra Señora de Palestina.

Noticias relacionadas
Actualizado
16/11/2018
Compartir