El Vaticano se vuelca en la búsqueda del cuadro de Caravaggio robado por la mafia

  • El Dicasterio para el Servicio al Desarrollo Humano Integral pone en marcha un grupo de trabajo para valorizar el patrimonio cultural y rechazar el crimen organizado
  • La obra habría sido troceada y estaría hoy repartida por todo el mundo: “Las mafias no tienen fronteras, pero ninguna institución es global como la Iglesia”

La Natividad de Caravaggio fue robada por un mafioso

El cuadro de ‘La Natividad’ de Caravaggio, desaparecido entre el 17 y el 18 de octubre del 1969 en la iglesia de San Lorenzo de Palermo, es una de las obras de arte robadas más importantes del mundo y su precio sería hoy incalculable. A dos días de que se cumplan 49 años del hurto, el Vaticano recordó este lunes 15 de octubre esta magna creación del maestro del claroscuro con un evento dedicado a los jóvenes para tratar de concienciarles sobre la importancia de apreciar el patrimonio cultural y decir ‘no’ a la corrupción. 

El arzobispo Silvano Tomasi, del dicasterio para el Servicio al Desarrollo Humano Integral, criticó a los corruptos por “sustraer recursos públicos para uso privado”, proponiendo en cambio los valores de la “honestidad y solidaridad” como bases de la sociedad. Tomasi presentó una iniciativa lanzada por este ‘ministerio’ vaticano para “hacer entender que la corrupción es también la corrosión de las relaciones sociales”.  

Impulso “importante” del Vaticano 

Se trata de ‘Michelangelo for Justice’, un grupo de trabajo formado por magistrados, policías, intelectuales y obispos de territorios con dificultades que tiene como objetivo la valorización del patrimonio cultural como primera herramienta para vencer la batalla cultural contra el crimen organizado.  

“El impulso del Vaticano es importante”, destacó Rosy Bindi, expresidenta de la Comisión Parlamentaria Antimafia. “El pontificado de Francisco no tiene precedentes por su denuncia de la mafia. Las mafias no tienen fronteras, pero ninguna institución en el mundo es global como la Iglesia católica”, sostuvo. Bindi deseó que el foco que ha puesto la Santa Sede en ‘La Natividad’ sirva para que otros Estados se animen a colaborar y puedan recuperarse los distintos trozos en que se dividió la obra.  

Las lágrimas del anticuario

Según una investigación de la Comisión Parlamentaria Antimafia, el cuadro de Michelangelo Merisi (nombre de pila de Caravaggio) no habría sido destruido, como se especuló en un principio. “Lo robaron unos ladronzuelos de barrio que no sabían de su verdadero valor, pero cuando se enteró del robo por los periódicos el capo de la mafia de Palermo se hizo con él. Un mafioso arrepentido que pasó a colaborar con la justicia nos contó que el anticuario suizo al que le encargaron que examinara ‘La Natividad’ se echó a llorar al ver el cuadro”, explicó Bindi.

Las lágrimas no habrían sido solo por tener frente a él una obra de Caravaggio, sino por el terrible estado en que se encontraba debido a que los ladrones cortaron la tela de su marco con un cuchillo y luego la enrollaron sin ninguna protección. “Al ver que era imposible venderla entera, prefirieron trocearla. Así era también más fácil transportarla. Pensamos que hoy ‘La Natividad’ está repartida por todo el mundo”, contó la ex presidenta de la Comisión Parlamentaria Antimafia.

La campaña internacional para recuperar lo que quede del cuadro debería comenzar en Suiza, destacó Bindi, pues de ese país provenía el anticuario que se encargó de su venta. “La Fiscalía de Palermo está siguiendo el caso”.

Noticias relacionadas
Actualizado
15/10/2018
Compartir