.


México tiene un nuevo cardenal, ¿quién es?

El papa Francisco ha decidido hacer este reconocimiento a uno de los obispos mexicanos más sobresalientes, quien fuera en varias ocasiones presidente de la CEM

La Iglesia en México ha despertado este domingo 20 de mayo, fiesta de Pentecostés, con la noticia de que nuestro país tendrá un nuevo cardenal. Se trata de Sergio Obeso Rivera, arzobispo emérito de Xalapa (Veracruz), a quien el papa Francisco ha querido distinguir como miembro del Colegio Cardenalicio en virtud de su aporte a la Iglesia mexicana.

Obeso Rivera fue obispo de Papantla y de Xalapa, y durante tres periodos se desempeñó como Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, en momentos difíciles para la Iglesia en nuestro país. También fue responsable de dos de las comisiones episcopales de mayor importancia: para el Clero y para la Pastoral Social.

¿Quién es Sergio Obeso Rivera?

Nació en la ciudad de Xalapa, Veracruz, el día 31 de octubre de 1931. Sus padres: Don Emilio Obeso, originario de Asturias, España, y Doña Estela Rivera, nativa de Las Vigas, Veracruz. Hasta la edad de 9 años Sergio Obeso radicó en esta comunidad.

Al terminar su instrucción primaria, fue admitido en el Seminario de Xalapa el 23 de enero de 1944, y al concluir sus estudios de humanidades fue enviado a la ciudad de Roma para cursar la Filosofía y la Teología en la Universidad Gregoriana, como alumno del Pontificio Colegio Pío Latino Americano. Terminó la Licenciatura en Filosofía, y posteriormente obtuvo el Doctorado en Teología. Recibió la Ordenación Sacerdotal en la ciudad de Roma, Italia, el 31 de octubre de 1954.

A su regreso a México desempeñó su ministerio en el Seminario de Xalapa durante 17 años, como prefecto de Filosofía y Teología, Director Espiritual y Rector. Al mismo tiempo se desempeñó como Capellán del Convento de las entonces Monjas Capuchinas del Santísimo Sacramento, (ahora Misioneras Eucarísticas Franciscanas).

El 30 de abril de 1971 el papa Pablo VI lo nombró Obispo de Papantla. Recibió la Consagración Episcopal el 29 de junio de 1971 en Teziutlán, Puebla, y sirvió casi tres años en esa diócesis.

El 18 de enero de 1974, Pablo VI lo nombró coadjutor con derecho a sucesión del Arzobispo de Xalapa, Emilio Abascal Salmerón, a quien, tras su fallecimiento, sucedió en el cargo el 12 de marzo de 1979.

El 18 de noviembre de 1982 resultó electo Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) en la XXX Asamblea Plenaria, para el periodo 1983-1985. El 14 de noviembre de 1985 fue reelecto Presidente de la CEM para un segundo periodo, hasta noviembre de 1988.

En noviembre de 1988 fue nombrado Presidente de la Comisión Episcopal del Clero, cargo desempeñó durante dos trienios, y nuevamente, en la LVII Asamblea Plenaria del Episcopado Mexicano fue nombrado Presidente para el periodo 1995-1997.

En la Asamblea Plenaria LXX de la CEM, realizada en el 2000, fue nombrado Presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, para el trienio: 2001-2003, al término del cual resultó electo para uno más, pero por razones de salud renunció en noviembre de 2005.

El 10 de abril de 2007, Su Santidad Benedicto XVI aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la Arquidiócesis de Xalapa, por razones de edad. Actualmente Obeso se dedica principalmente a dar retiros espirituales y conferencias.

¡De plácemes!

A través de un comunicado, la Arquidiócesis de Xalapa, presidida por su arzobispo monseñor Hipólito Reyes Larios, manifestó el beneplácito de esa Iglesia local por este nombramiento: “Damos gloria a Dios por esta hermosa noticia que trae una gran alegría para todo el pueblo mexicano, en esta fiesta de Pentecostés. Que esta distinción traiga abundantes gracias para nuestra Iglesia; que el Espíritu Santo siga suscitando los dones que necesitamos para llevar a cabo la misión que Cristo nos encomendó. Que la gloria sea dada a Dios”.

Noticias relacionadas
Compartir