.


Misioneros de la misericordia: la hora de volver a casa

posits escritos por ocho misioneros de la Misericordia con mensajes e invitaciones a la reconciliación

Hablan los sacerdotes enviados por Francisco para acercarse a los que buscan encuentro y reconciliación

Ángel Moreno, de Buenafuente, nombrado misionero de la Misericordia por el papa Francisco para el Año Santo Jubileo de la Misericordia

Ángel Moreno, de Buenafuente: “Ser misionero de la Misericordia supone una gran responsabilidad, te proponen para ser mediación visible de las entrañas de Cristo”

VIDA NUEVA | El próximo día 10 de febrero, en Roma, Francisco aprovechará la simbología del Miércoles de Ceniza, inicio de la Cuaresma, para invitar a todos los alejados de la fe a repensar su a veces incierto y pesaroso paso y volver a casa, a la Iglesia en la que un día fueron bautizados. Cientos de misioneros de la Misericordia, sacerdotes que dedicarán este Año Santo a entregarse de un modo especial a esta misión, recorrerán las diócesis del mundo invitando a todos a confesarse. Sin duda, es un hito significativo, pues estos presbíteros, como explicó en abril el mismo Pontífice en la Misericordiae Vultus, la bula de convocatoria del Jubileo, podrán perdonar pecados reservados habitualmente a la Santa Sede.

“Serán un signo –explicó entonces Jorge Mario Bergoglio– de la solicitud materna de la Iglesia por el Pueblo de Dios, para que entre en profundidad en la riqueza de este misterio tan fundamental para la fe. (…) Serán, sobre todo, signo vivo de cómo el Padre acoge a cuantos están en busca de su perdón. Serán misioneros de la Misericordia porque serán los artífices ante todos de un encuentro cargado de humanidad, fuente de liberación, rico de responsabilidad, para superar los obstáculos y retomar la vida nueva del Bautismo”.

Para ilustrar hasta qué punto esta revolución de la ternura puede alcanzar a todos, incluidos los propios misioneros de la Misericordia, Vida Nueva ha conversado con algunos de ellos para conocer cómo han asumido este cometido. Además, les hemos propuesto que enviaran, escrita en un post-it, una invitación para la reconciliación.

Ocho misioneros de la Misericordia:

Ángel Moreno, de Buenafuente

Vicario episcopal para la Vida Consagrada. Diócesis de Sigüenza-Guadalajara. ESPAÑA.

En su post-it: “En tu herida, déjate curar por el perdón”.

Testimonio recogido por José Luis Celada.

Elio-Said Pérez

Párroco de San Rafael. Diócesis de Ocaña. COLOMBIA.

En su post-it: “Acércate al abrazo de la Ternura de Dios”.

Testimonio recogido por Miguel Estupiñán.

Bernabé Dalmau, OSB

Monje de Montserrat. Diócesis de Sant Feliu de Llobregat. ESPAÑA.

En su post-it: “No desesperes nunca de la misericordia de Dios”.

Testimonio recogido por José Luis Celada.

Jesús Martínez Carracedo

Parroquia de O Sagrado Corazón de Xesús (Vigo). Diócesis de Tui-Vigo. ESPAÑA.

En su post-it: “Misericordia es: un Dios con corazón de madre, que ama y perdona sin límite”.

Testimonio recogido por José Lorenzo.

José Luis ‘Cote’ Quijano

Director del Instituto Superior de Catequesis Argentino (ISCA). ARGENTINA.

En su post-it: “El Señor nos da su gracia. A ti y a mí”.

Testimonio recogido por Nicolás Mirabet.

Salvador Pié-Ninot

Rector de la basílica de Santa María del Mar. Archidiócesis de Barcelona. ESPAÑA.

En su post-it: “Quien no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios, a quien no ve! (1 Juan 4, 12-20). ¿Lo intentamos?”.

Testimonio recogido por José Lorenzo.

Juan de Dios Olvera Delgadillo

Arquidiócesis de México. MÉXICO.

En su post-it: “El Padre ansía encontrarte… Respóndele”.

Testimonio recogido por Felipe Monroy.

Ramon Prat i Pons

Vicario general de la Diócesis de Lleida. ESPAÑA.

En su post-it: “Hoy puede ser un gran día”.

Testimonio recogido por José Luis Celada.

posits escritos por ocho misioneros de la Misericordia con mensajes e invitaciones a la reconciliación

Clic en la imagen para ampliarla

 
* Reportaje completo en este enlace solo para suscriptores

* Comprar el número suelto en la app de la Revista Vida Nueva nº 2.967: en iPad o para dispositivos de Android

* Suscribirse a Vida Nueva

En el nº 2.974 de Vida Nueva. Del 30 de enero al 5 de febrero de 2016

 

LEA TAMBIÉN:

 

LO MÁS VISTO EN VIDA NUEVA:

Compartir