Cinco cosas que tienes que saber del Misterio de Elche

  • Hoy se celebra ‘la Festa’, segunda parte del drama que concluye con la coronación de ‘María Reina de la creación’
  • Es la única obra de origen medieval que ha sido representada sin interrupción hasta la actualidad

El Misterio de Elche (Misteri d’Elx, en valenciano) es un drama sacro-lírico religioso que recrea la Dormición, Asunción y Coronación de la Virgen María y que se representa anualmente en la Basílica de Santa María de Elche (Alicante), con motivo de la festividad de la Virgen de la Asunción. La ‘Festa’ está incluida en la Proclamación de las Obras Maestras del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad.

Primera jornada, ‘La Vespra’

El primer acto se celebra el día 14 de agosto. En la representación del Misterio, la Virgen junto a María Salome, María Iacobe y algunos ángeles se adentran en la basílica, hasta encontrarse con un ángel que desciende desde la cúpula, (en un aparato conocido como la ‘Milgrana’), quien le anuncia a María que su muerte está cercana, después le hace entrega de una palma dorada para su sepelio.

A continuación llegan los apóstoles para acompañarla en sus últimos momentos. Tras la muerte de María, dos ángeles descienden para recoger el alma de la Virgen y llevarla al cielo, mientras el coro (llamado Araceli) pone los últimos compases del primer acto de la representación.

Segunda jornada, ‘La Festa’

15 de agosto. La obra comienza en el momento previo al sepelio de María. Los judíos tratan de impedir el entierro y los discípulos les hacen frente, uno de los hebreos queda paralizado al intentar tocar el cuerpo de la Virgen. Este hecho hace que los judíos se conviertan y sean bautizados por Pedro con la palma dorada. Todos, recuperando la movilidad, se unen para el entierro.

El Araceli desciende para unir el alma de la Virgen a su cuerpo y llevarla a los cielos, resucitada. Pero en ese momento, Tomás interrumpe en la escena pidiendo disculpas por su tardanza. Se abre el cielo (representado por una lona en la cúpula), aparece la Santísima Trinidad y el Padre Eterno deposita sobre las sienes de la Virgen una corona imperial, ‘María Reina de la creación’.

La obra concluye con el canto del Gloria Patri, música que resulta muy emocionante para los asistentes.

Instagram Misterio de Elche

El origen de la obra

No hay claridad sobre cómo nació el Misterio de Elche, según estudios recientes sobre el teatro medieval europeo, la obra podría datar de la segunda mitad del siglo XV.

Pero la tradición habla de dos posibles orígenes más populares. El primero cuenta que se creó con motivo de la conquista del Elche musulmán por las tropas de Jaime I de Aragón, en 1265, convirtiendo a la villa a la civilización cristiana.

El segundo, tiene un carácter más milagroso y habla de la aparición de la imagen de la Virgen de la Asunción en un arca de madera que flotaba en el Mediterráneo, el 29 de diciembre de 1370.

Texto y música

El texto está escrito en valenciano antiguo y latín y, para los que se escribían en la época, es bastante breve, concediendo mayor importancia a la parte musical y escénica. Tiene 259 versos distribuidas en estrofas de diversos tipos.

La obra destaca por ser una representación totalmente musical, que mezcla cantos de diferentes épocas: medievales, barrocos y renacentistas.

Sin interrupción desde su origen

El Misterio de Elche es la única obra de origen medieval que ha sido representada sin interrupción hasta la actualidad. Aunque ha tenido que superar numerosas dificultades desde las económicas, hasta el intento de prohibición por parte del obispo de Orihuela basándose en los dictámenes del Concilio de Trento que impedían representar obras teatrales en el interior de las iglesias, pasando por las épocas de decadencias artísticas o roces mayores entre autoridades civiles y religiosas.

Pero siempre ha logrado ser representada y, en la actualidad, cuenta con numerosos reconocimientos nacionales e internacionales por su carácter único y su valía artística. Por último señalar que todos los más de 300 personajes que actúan son representados por hombres, tratando de respetar así el origen litúrgico-medieval de la obra que prohibía la actuación de las mujeres.

Noticias relacionadas
Actualizado
15/08/2018
Compartir