Unas monjas valencianas acogen a personas con discapacidad evacuadas por el incendio

incendio en Llutxent valencia

El terrible incendio desatado en Llutxent, Valencia, que en los últimos días ha arrasado más de 3.000 hectáreas, ha obligado a desalojar a cientos de personas de pueblos y urbanizaciones. También se ha visto afectado el centro sociosanitario Mondúber-Barx, sito en el propio pueblo de Barx, y que alberga a 80 personas con discapacidad, que han tenido que huir por la cercanía de las llamas, para ser reubicados en polideportivos y lugares similares.

Cuando las Esclavas del Sagrado Corazón de la cercana localidad de Benirredrá se enteraron, no dudaron ni un minuto y “pusimos nuestra casa a disposición del Ayuntamiento de Gandia para alojar a las personas de la residencia” que necesiten cuidados especiales o una mayor atención que el resto de los afectados por el incendio, según informa la superiora Fina Martínez a la archidiócesis de Valencia. Así, la casa de estas religiosas acoge a 40 de los residentes del centro y al personal sanitario necesario.

Pero la labor de las monjas no queda aquí: al ver que se necesitaba espacio, han limpiado y habilitado con ayuda de voluntarios una zona deshabitada de la casa que desde ayer miércoles acoge a otras 23 personas. Y aparte de los 63 que duermen en la casa, muchos pasan el día en la misma. La superiora, agradece la labor de todos los voluntarios y afirma que “estamos siendo testigos de un ejemplo de familiaridad y solidaridad (…) son muchos los que están ofreciendo su tiempo y ayuda en los diferentes centros habilitados por el ayuntamiento para los evacuados”.

Omella pide oraciones por las víctimas

A punto de cumplirse un año de los atentados de Barcelona y Cambrils, el cardenal arzobispo de la ciudad condal, Juan José Omella, ha pedido a todos los sacerdotes de la archidiócesis mediante una carta que el próximo 17 de agosto recen por las víctimas y sus familias, así como por la conversión de los terroristas.

El Economista recoge el texto que propone Omella para incluir en la oración de los fieles -también conocida como ‘las peticiones’- y que reza así: Al cumplirse el primer aniversario de los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils rogamos hoy por todos los afectados. Por los difuntos, por los heridos, por los familiares y amigos, y por los miembros de los cuerpos de seguridad, bomberos y servicios sanitarios, que continúen siempre desarrollando su tarea con voluntad de servicio a la sociedad”.

De este modo, aunque la Iglesia no haya organizado ningún acto público oficial para ese día como sí han hecho la sociedad civil o el Gobierno, todo el que quiera podrá asistir a Misa en la región para rezar por las víctimas, sus familias y su recuerdo.

Día intenacional de los pueblos indígenas

Hoy, 9 de agosto, con motivo del día internacional de los pueblos indígenas, Manos Unidas ha lanzado un comunicado en el que denuncia “ldegradación y el acaparamiento de los territorios de los que depende la supervivencia” de estas comunidades y el “deterioro medioambiental acentuado por los efectos del cambio climático” que están poniendo en peligro a más pueblos cada día, y obligando a sus habitantes a huir a las ciudades.

Informan de que en la India, por ejemplo, el gobierno intenta expropiar a los indígenas para vender sus tierras a compañías mineras. También el cambio climático les afecta, ya que principalmente subsisten del cultivo del arroz, que necesita una gran cantidad de agua, y “la reducción de las lluvias monzónicas está afectando a las cosechas”, por lo que Manos Unidas lleva a cabo proyectos de diversificación y técnicas agrícolas que les permitan quedarse en sus casas.

En América Latina, donde los movimientos por sus derechos crecen por días, la lucha llega a la violencia, y Manos Unidas denuncia 281 asesinatos de activistas indígenas en 2016. El presidente de REPAM, el cardenal Barreto denuncia en el comunicado la “vulneración de derechos y maltrato del entorno natural” que sufren los habitantes de la zona. Así, Manos Unidas se centra en el “fortalecimiento de organizaciones para que las comunidades reclamen ante el Estado el cumplimiento de sus derechos colectivos” y eviten ser despojados de sus tierras.

Noticias relacionadas
Actualizado
09/08/2018
Compartir