Tres películas para el fin de semana (22-24 de junio de 2018)

Cada viernes, Vida Nueva te acerca sus recomendaciones en pantalla grande (o no tanto)

El estreno de la semana: ‘Tully’

Una mujer con tres hijos (Charlize Theron), el último de ellos recién nacido, se ve desbordada por sus quehaceres como madre, cuando recibe un inesperado regalo de su hermano: la contratación de una niñera (Mackenzie Davis) para que le ayude por las noches. De lo que empieza pareciendo una extravagancia o un capricho de rico surgirá un vínculo único, tan sorprendente, complejo o gratificante como el hecho mismo de engendrar vida.

La joven cuidadora no solo da título al nuevo trabajo de Jason Reitman, sino que todo lo que suscita este interesante personaje es fruto del reencuentro con Diablo Cody como guionista tras el éxito de ‘Juno’ (2007). Porque, en torno a su pareja protagonista, ambos construyen una afilada y nada complaciente metáfora sobre la maternidad y sus efectos secundarios (depresión posparto, inseguridades…).

Tanta dosis de realidad (pañales, sacaleches…) podría resultar contraproducente para espectadoras con el instinto maternal intacto, aunque el duelo interpretativo Theron-Davis y esta ingeniosa fábula bien merecen correr el riesgo de perderlo por un rato.

Y es que ser madre concita tantas ilusiones, verdades y mentiras como el propio cine.

Todavía en cartelera: ‘Western’


Una cuadrilla de obreros alemanes viaja a Bulgaria para construir una central hidroeléctrica. En aquel recóndito paraje, no hay indios ni vaqueros; tampoco estamos en el lejano oeste americano, sino en el cercano (sur)este europeo. Pero, décadas después y a miles de kilómetros de las vastas praderas del Nuevo Mundo, ciertos códigos del ‘western’ se reproducen hoy en el Viejo Continente.

Valeska Grisebach dirige esta historia de tipos duros, solitarios y un punto melancólicos. Nuevos “conquistadores” que se rigen por la ley del más fuerte o del menos cordial, principios de una presunta civilización que parece importada de otro tiempo y que está desterrando peligrosamente la empatía. Incluso entre vecinos o estados miembros de una misma comunidad.

De todo esto y mucho más (las actitudes xenófobas, los riesgos de la superioridad moral, las ideas tan distintas de Europa que conviven en el seno de la UE…) reflexiona la realizadora germana con mirada sutil y ritmo contenido, denunciando los prejuicios, los temores o la abierta hostilidad que subyacen bajo ese diálogo de sordos.

Una película modesta en sus aspiraciones, pero muy lúcida en su retrato del alma humana.

Ya en DVD: ‘La forma del agua’


Año 1963. La Guerra Fría entre las dos grandes superpotencias mundiales vive uno de sus momentos más críticos. Una joven muda, que trabaja en el servicio de limpieza de un laboratorio secreto del Gobierno americano, descubre la existencia de un hombre anfibio, un extraño ser recluido en sus instalaciones que sirve como cobaya para experimentos. Entre ambos se establecerá una relación muy especial.

El mexicano Guillermo del Toro, que ya demostró en ‘El laberinto del fauno’ (2006) su capacidad para fabular en torno a los demonios del alma humana (el odio, el miedo…), apela de nuevo a la fantasía para sacarle los colores a la realidad y hablarnos de la diferencia, del rechazo o de la marginación. De cómo se vivían hace medio siglo y de cómo se siguen viviendo todavía hoy.

Sally Hawkins presta toda su candidez a una criatura que, como su nuevo amigo, busca ponerse a salvo de un entorno hostil y a ratos totalmente deshumanizado. Les acompañan otros personajes no menos vulnerables, encarnados por dos secundarios de la talla de Octavia Spencer y Richard Jenkins.

Óscar más que merecido a la mejor película y al mejor director para esta imaginativa y bella propuesta.

Actualizado
22/06/2018
Compartir