Los obispos critican las “decisiones inaceptables” que hacen peligrar la paz en Tierra Santa

  • “La expectativa de paz se aleja todavía más para toda una generación”, denuncia la Coordinadora de Obispos para Tierra Santa en alusión al “agravio al estatus de Jerusalén” por parte de Estados Unidos
  • Los pastores, que han visitado la zona del 13 al 18 de enero, condenan las duras condiciones de vida de los jóvenes en Gaza y Cisjordania: “Ven robadas sus oportunidades”

Obispos de la Coordinadora de conferencias episcopales para Tierra Santa en su encuentro anual en enero de 2018 en Jerusalén

Al concluir este jueves 18 de enero el encuentro anual de la Coordinadora de las Conferencias episcopales para la Iglesia en Tierra Santa y la Asamblea de Obispos Católicos de Tierra Santa, los pastores que han participado en él se han comprometido, a través de un comunicado, a trabajar “para hacer de esta tierra un lugar más humano y más digno para los jóvenes de hoy y del futuro“.

Encontrarse con los jóvenes de aquellas tierras, para, en el año en que se celebrará el Sínodo para los Jóvenes, escuchar su voz era el objetivo principal de un encuentro en el que los prelados han sido testigos de cómo aquella juventud crece “a la sombra de un conflicto”.

En este sentido, los obispos han subrayado que, “para toda una generación, la expectativa de la paz se ha alejado todavía más por decisiones inaceptables desde el punto de vista moral o legal, en particular por el reciente agravio al estatus de Jerusalén, reconocido internacionalmente, que es una ciudad sagrada para judíos, cristianos y musulmanes”.

Desencanto justificado

A su juicio, los jóvenes de Tierra Santa han sido “fuertemente decepcionados” por sus propios líderes y por la comunidad internacional. “Su desencanto, del que hemos sido testigos, está completamente justificado, lo cual es una señal de que ellos conservan su convicción de luchar por un cambio”.

Los obispos –entre los que se encontraba el arzobispo de Urgell, Joan-Enric Vives– denuncian las duras condiciones en las que viven los jóvenes. Así, sobre los de Gaza, aseguran que “ven robadas las oportunidades de sus vidas por el alargamiento del bloqueo que, indiscriminadamente, les niega la oportunidad de desarrollarse”, en tanto que los de Cisjordania “continúan sufriendo en su vida cotidiana la violación de su dignidad, algo que se ve inaceptablemente normalizado por la ocupación”.

“Un conflicto que no han creado ni desean”

Pero no se olvidan tampoco de los jóvenes israelíes, con los que también se han encontrado y quienes, según señalan en el comunicado, “reconocen que están viviendo a la sombra de un conflicto que ellos no han creado y que no desean”.

Ante esta complicada situación, los obispos invitan a las comunidades de los países de los cuales proceden a que “apoyen a las organizaciones que ayudan a crear trabajo, promueven vivienda y facilitan el diálogo; a orar y promover peregrinaciones que vayan al encuentro y den apoyo a las comunidades cristianas en Tierra Santa; y a sensibilizar a nuestros líderes políticos, oponiéndose resueltamente contra todos aquellos que buscan crear una mayor división”.

Noticias relacionadas
Actualizado
18/01/2018
Compartir