Peter Turkson: “Los corredores humanitarios son una buena opción para España”

  • El prefecto del superdicasterio social de Francisco, ponente de las jornadas de formación de Manos Unidas
  • “No podemos hablar de desarrollo humano sin dejar espacio a Dios”, dice el cardenal

El cardenal Peter Turkson, prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, durante las jornadas de formación de Manos Unidas 2017

Siempre sonriendo y haciendo gala de su buen humor. Así recibió el repleto auditorio la Casa de Espiritualidad San José (El Escorial) al cardenal prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, Peter Turkson, en el marco de las jornadas de formación de Manos Unidas. Y lanzó un mensaje a la institución eclesial: “La única forma en la que podemos contribuir al desarrollo humano es a través de la antropología cristiana”. Y añade: “Manos Unidas no es una ONG como las demás, porque está inspirada por la caridad cristiana”.

En un encuentro con los medios, el cardenal de Ghana se refirió a los corredores humanitarios, promovidos por la Comunidad de Sant’ Egidio, que ya son una realidad en las vecinas Italia y Francia, pero que no acaban de aterrizar en España, pese a la petición del Episcopado español al Ejecutivo de Mariano Rajoy. “Los corredores humanitarios serían una buena opción para España”, señala el cardenal al ser preguntado por Vida Nueva.

El purpurado encargado del superdicasterio que engloba todo el ámbito social de la Iglesia defendió estos puentes que dan una salida a tantos refugiados sirios que huyen de la guerra. “La labor de Sant’ Egidio es atender a los refugiados sin que los gobiernos se involucren, es decir, les hacen el trabajo proponiendo familias o entidades eclesiales con las que pueden vivir estas personas”, indica.

El dicasterio más grande del Vaticano

Durante la ponencia del cardenal, que prefirió hacerla en inglés -“porque tengo mucho respeto por vuestra lengua y no quiero maltratarla”-, dio a conocer el “elefante” que Francisco se ha propuesto construir: el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, compuesto por 65 personas pertenecientes a los extintos Pontificio Consejo Cor Unum, Pontificio Consejo de Justicia y Paz, el Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantres e Itinerantes y el Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud.

Este dicasterio está formado ya por más personas que Doctrina de la Fe, porque “el Papa no ha querido hacer esto para recortar personal”, sino para aglutinar en un ente departamentos estancos. Y muchas de las trabajadoras son mujeres, defiende el cardenal, ante la pregunta de por qué no hay más presencia femenina en la Curia. “No es realmente cierto que no hay mujeres. De hecho, os invito a cuando vayáis a Roma a hacer un tour por nuestra oficina y que vosotros mismos podáis contar cuantas mujeres hay”, dice sonriendo.

En relación a los Objetivos de Desarrollo Sostenible propuestos por Naciones Unidas, Turkson aclaró que “la Iglesia y la ONU hablan de desarrollo, pero no de la misma manera, porque nosotros queremos un desarrollo integral del ser humano, en el que está incluida la espiritualidad”. Además, el cardenal matizó: “No podemos hablar de desarrollo humano si dejamos al lado la religión, si no dejamos espacio a Dios”.

El cardenal Peter Turkson, ponente de las jornadas de formación de Manos Unidas 2017

De izquierda a derecha, Clara Pardo, Carlos Osoro, Peter Turkson, Segundo Tejado y Carlos Escribano

En el mismo sentido, el cardenal recordó en voz alta una anécdota que tuvo lugar en un congreso mundial sobre tecnología al que ha asistido recientemente. Allí, una persona le preguntó: “Cardenal, si vamos a hablar de tecnología, ¿qué tiene que aportar la Iglesia en este punto?”. A lo que contestó: “Están hablando sobre ciencia y tecnología, y todo lo que hablan es, al fin y al cabo, sobre el bienestar del ser humano. Por tanto, la Iglesia tiene mucho que decir, porque el bienestar del ser humano está envuelto por la parte espiritual de la persona”.

“Es sano, bueno y necesario que la Curia se renueve”

Por otro lado, el español Segundo Tejado, subsecretario del Dicasterio, escoltó a Turkson en su visita a España. Y también se dirigió a los asistentes a las jornadas de formación de Manos Unidas para hacerles partícipes de la realidad del nuevo ente social del Vaticano. “Hacía falta unificar departamentos que ya estaban unidos en muchas diócesis o conferencias episcopales”, indica. Eso sí, recalca: “No significa que ahora todas las Iglesia locales deban de copiarlo, ya que es solo una directriz dada desde Roma para trabajar en un mundo globalizado en el que todo está interconectado”.

“El mundo cambia y nuestras organizaciones también tienen que hacerlo”, continúa. Por eso, es “sano, bueno y necesario que la Curia se renueve”. En relación a su trabajo, indica que el Papa les ha pedido reflexionar sobre todas las problemáticas del mundo de hoy. Y para ello hay que estar en contacto con ONG “católicas y no católicas”, “sin cerrarnos a nada, porque formamos parte de un dicasterio integral, es decir, que nos abre a todo”.

Noticias relacionadas
Actualizado
21/10/2017
Compartir