Un Año Jubilar para el “oasis” vocacional de las clarisas de Soria

  • Abilio Martínez abrirá esta tarde la Puerta Santa en la iglesia de Santo Domingo para celebrar el 75 aniversario de la adoración permanente de las religiosas
  • Un centenar de monjas forman esta comunidad repartida en cinco conventos, que contrasta con la falta de relevo generacional en la clausura de nuestro país

Religiosas contemplativas clarisas de Soria, en su convento

La cita es esta tarde a las siete y media de la tarde. El obispo de Osma-Soria, Abilio Martínez Varea, presidirá la inauguración del Año Jubilar concedido por el Papa a las clarisas de Soria y procederá a la apertura de la Puerta Santa. Será este el arranque de un año que se prolongará hasta el 11 de agosto de 2018 con el que las monjas contemplativas buscan dar gracias a Dios por los 75 años de exposición permanente de Jesús Eucaristía.

Allí estará presente parte de esta numerosa comunidad religiosa que representa un “oasis” vocacional dentro del invierno que viven los conventos de clausura españoles por la alta media de edad y la falta de relevo generacional. De hecho, según un informe desvelado por Vida Nueva, se cierra un convento al mes en nuestro país.

Frente a ello, un centenar de hermanas componen esta comunidad que actualmente está repartida en cinco conventos. En Soria, viven 54 religiosas a las que se ha sumado una joven de Toledo hace apenas unos días, otras 14 en la localidad madrileña de Valdemoro, 10 en Medinaceli, 12 en Zimbabwe y 6 en Mozambique, donde en los últimos dos meses también han ingresado otras dos jóvenes.

Religiosas contemplativas clarisas de Soria, en su convento

La religiosas clarisas de Soria, en la Iglesia de Santo Domingo de Silos

Enmarcada en la fiesta de Santa Clara de Asís, la ceremonia de esta tarde se iniciará en la zona de los locutorios del convento, de donde partirá la procesión hasta el templo románico de Santo Domingo de Silos. Ganar la indulgencia plenaria de este jubileo pasa por peregrinar a la iglesia de Santo Domingo de Soria y rezar allí ante Jesús Eucaristía, además de cumplir con las condiciones de confesión sacramental, la comunión y la oración por las intenciones del Papa.

Lema del jubileo

La que fuera abadesa de la comunidad en aquel momento, la madre Clara Sánchez de la Concepción, fue quien vio la necesidad de exponer de forma permanente el Santísimo Sacramento en la comunidad. De hecho, el lema de este año jubilar es una de las frases que más repetía aquella abadesa hoy venerable: “¡El Amor no es amado!”. Desde aquel 11 de agosto de 1942, la iglesia del convento permanece abierta desde las siete de la mañana hasta las nueve de la noche para quien quiera acercarse a orar y adorar.

“El Espíritu Santo infundió en la madre clara un amor ardiente por Jesús Eucaristía, por volver a las fuentes del carisma clariano”, aseguran las monjas, con su actual abadesa al frente, Sor María Concepción de Jesús, que fue reelegida por sus hermanas para un segundo trienio el pasado mes de julio.  De hecho, el programa de actos del jubileo van precisamente orientados en dar a conocer el carisma a sorianos y peregrinos, como confirma el delegado episcopal nombrado con este motivo, el sacerdote Rubén Tejedor.

Lea más:
Actualizado
11/08/2017
Compartir