Musulmanes franceses defienden a los cristianos de Tierra Santa

Presentan un manifiesto condenando las atrocidades del Estado Islámico en Oriente Medio

Vista exterior de la Gran Mezquita de París.

Vista exterior de la Gran Mezquita de París.

Musulmanes franceses defienden a los cristianos de Tierra Santa [ver extracto]

JOSÉ LUIS CELADA | Los líderes musulmanes de Francia han defendido el derecho de los cristianos de Oriente Medio a vivir en su tierra, han condenado los crímenes contra la humanidad cometidos por el Estado Islámico (EI) en aquellos países y han reafirmado su apoyo a las diversas minorías de la región.

Así lo hacen saber en el Llamamiento de París, un documento [ver original] presentado la semana pasada en la Gran Mezquita de la capital francesa. El texto cuenta con la firma del presidente del Consejo Francés de Culto Musulmán (CFCM), Dalil Boubakeur; del presidente de la Asamblea de Musulmanes de Francia (representante de buena parte de los musulmanes de origen marroquí), Anouar Kbibech; y del presidente del Comité de coordinación de los musulmanes turcos de Francia, Ahmet Ogras.

Dalil Boubakeur.

Dalil Boubakeur.

Su declaración conjunta reconoce que “el mundo está siendo testigo de un aumento sin precedentes del extremismo y la violencia en Oriente Medio, instrumentalizando el islam como estandarte”, hasta el punto de que “los bárbaros se disponen a perpetrar los peores crímenes contra la humanidad y hoy amenazan a las poblaciones, pero también la estabilidad y la paz entre los pueblos de toda la región”.

Más adelante, recuerdan que “estos grupos, quienes les apoyan y sus integrantes no pueden apropiarse del islam”, antes de afirmar sin rodeos que “estas acciones de otra época, así como los llamamientos a la yihad y las campañas de adoctrinamiento de jóvenes, no son fieles ni a las enseñanzas ni a los valores del islam”. Por todo ello, instan a los líderes políticos a “redoblar su vigilancia frente a las manipulaciones subversivas dirigidas a los jóvenes musulmanes europeos, sobre todo los más vulnerables”.

Los líderes musulmanes reivindican también “el derecho inalienable” de los “hermanos cristianos” de la región, en su mayoría árabes, a “vivir en su tierra con dignidad y seguridad y a practicar su fe libremente como siempre” en la que consideran “la cuna de la civilización, donde las tres religiones monoteístas han coexistido durante siglos”. “Está en juego el futuro de la región”, advierten.

Los firmantes del llamamiento, que oraron el día 12 en todas las mezquitas de Francia y Europa por “la memoria de nuestros hermanos cristianos de Oriente víctimas de la intolerancia y la barbarie”, tienen intención de organizar una conferencia internacional sobre este tema a finales de año en París.

En el nº 2.909 de Vida Nueva

Actualizado
19/09/2014
Compartir