El Papa: “No puedo imaginarme una Iglesia sin monjas”

papa Francisco preside celebración en la Basílica de San Pedro Jornada de la Vida Consagrada 2 febrero 2014

Francisco agradece el trabajo de religiosos, monjes y laicos consagrados, en la Jornada de la Vida Consagrada

papa Francisco preside celebración en la Basílica de San Pedro Jornada de la Vida Consagrada 2 febrero 2014

Un momento de la celebración ayer en la Basílica vaticana

ÁLVARO ESPINOSA MALAGÓN | La intensa lluvia en Roma no impidió que los fieles, que habían formado un gigantesco escudo formado por paraguas, se citasen en la Plaza de San Pedro para escuchar las palabras del Papa, este domingo 2 de febrero. Con motivo de la Jornada de la Vida Consagrada, el Papa destacó “que recuerda la importancia para la Iglesia de todos los que han oído la llamada a seguir a Jesús de cerca en el camino de los consejos evangélicos”.

Francisco presidió en la Basílica vaticana la misa con motivo de la fiesta de la Presentación en el Templo, que se realiza con motivo de los “cuarenta días después del nacimiento de Jesús, cuando María y José llevaron al niño al templo para consagrarlo y ofrecerlo a Dios”.

Dicha fiesta ha coincidido con la XVIII Jornada Mundial de la Vida Consagrada, fecha en la que el Pontífice ha agradecido “el trabajo, en el servicio a la Iglesia, en las obras de misericordia, a los religiosos, los monjes, los laicos consagrados que, con la profesión de los votos, pertenecen a Dios de manera plena y exclusiva”, destacando que “se encargan de llevar la luz de Cristo, allí donde se encuentra la oscuridad más densa, y difundir su esperanza en los corazones desalentados”.

Además resaltó que estas personas que donan la vida “por un don de Dios, toman los rasgos característicos de Jesús, virgen, pobre y obediente”.

También tuvo palabras para las monjas, valorando la gran labor de las religiosas, y afirmó que no puede imaginarse “una Iglesia sin monjas. ¿Qué sucedería si no hubiera monjas? ¿Si no hubiera monjas en los hospitales, en las misiones, en la caridad? No puedo pensar en una Iglesia sin monjas, porque son el don, la levadura que lleva el mensaje de Jesús. ¡Son grandes estas mujeres!”, afirmó Francisco.

El Obispo de Roma también quiso recordar la Jornada por la Vida, cuyo lema es Generar el futuro, y mandó un saludo a las asociaciones que participan en la defensa y promoción de la vida.

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
03/02/2014
Compartir