Walter Kasper: “Francisco ha traído aire fresco a la Iglesia”

Walter Kasper, cardenal alemán

Cardenal alemán, participante en el cónclave

Walter Kasper, cardenal alemán

Entrevista con Walter Kasper [extracto]

DARÍO MENOR. ROMA | El cardenal alemán Walter Kasper, presidente emérito del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, se quedó muy sorprendido cuando Francisco, en su primer Angelus como papa, habló de su último libro, La misericordia. Clave del Evangelio y de la vida cristiana (Sal Terrae), diciendo que su obra le había hecho “mucho bien”.

– Supongo que no se esperaba los elogios de Francisco a su libro…

– Fue una gran sorpresa, por su puesto. Le regalé mi libro antes del cónclave. Cuando se lo di, en su edición en español, me comentó que la misericordia es el nombre de nuestro Dios. El título y el tema le impresionó mucho, eso me comentó.

– Ustedes dos tienen en común la percepción de que la misericordia es el pilar de la fe cristiana…

– Sí, así es. Como digo en el mismo título del libro, la misericordia es la clave del Evangelio y de la vida cristiana.

– ¿Cree que con este nuevo pontificado los católicos serán más conscientes de la importancia de la misericordia?

– En la Biblia, la misericordia es fundamental. Hemos olvidado un poco esta dimensión del Evangelio de Jesús. Se debe evangelizar anunciando la misericordia de Dios; es algo a lo que todos estamos llamados. Los laicos, por supuesto, también.

“Hemos buscado a alguien que esté
cerca de las personas.
Francisco es muy humano y amable,
pero tiene también la fuerza para
tomar decisiones, como la reforma de la Curia”.

– Los primeros días del pontificado han estado llenos de gestos sorprendentes. ¿Cómo los está viviendo?

– De forma muy positiva. Francisco ha traído aire fresco a la Iglesia, lo que es importante. Este aire fresco es aire del Evangelio. Es la pobreza, la misericordia, la sencillez… Son conceptos, en mi opinión, muy significativos. Para el papa Wojtyla, la misericordia también era un aspecto central. De hecho, le dedicó a esta cuestión su segunda encíclica, Dives in Misericordia.

– Para ustedes, que eligieron al cardenal Bergoglio en el cónclave, ¿están siendo también una sorpresa los primeros compases de su pontificado?

– Yo he querido, todos hemos querido, esta dimensión pastoral. Hemos buscado a alguien que esté cerca de las personas. Esperamos que se vayan produciendo algunas reformas. Como, por ejemplo, en la Curia, donde es necesario cambiar algunas cosas. Nosotros esperamos esto de él. Francisco es muy humano y amable, pero tiene también la fuerza para tomar decisiones. Eso es lo que esperamos, pues es necesario.

– Usted conoce bien la Curia romana. ¿Qué reformas precisa?

– Yo vengo de fuera, no soy un “curialista”. Hace ahora 14 años que he vivido en Roma, he estado durante una década en el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos y tengo alguna experiencia con la Curia, lo que me hace ver la necesidad de algunas reformas. Necesitamos una mayor transparencia y colegialidad. Se ha visto en los últimos meses que hay cosas que no funcionan.

– Otro tema en el que hay muchas esperanzas puestas por los católicos es en la cuestión de los divorciados. Cuando era usted obispo en Alemania, pidió que se dieran pasos adelante en este sentido. ¿Cree que con Francisco viviremos cambios significativos al respecto?

– Junto a otros obispos, hicimos una carta pastoral sobre los divorciados, pero nuestra posición no gustó al entonces prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Ahora esperemos que este tema sea recuperado y tomado en consideración, porque es una cuestión pastoralmente muy urgente, no solo en Alemania, sino en todo el mundo occidental. No he hablado nunca de este tema con el nuevo Papa, pero espero que se haga algo al respecto.

El peso de Latinoamérica

– ¿Qué peso ha tenido durante el cónclave el hecho de que la mitad de los católicos viva en América?

– Era importante para nosotros. Más de dos terceras partes de los católicos viven en el hemisferio sur, y casi la mitad en América Latina. En Occidente se ven signos de cansancio en la Iglesia, mientras que en los países del sur hay una comunidad cristiana viva y que crece. Por eso hemos querido que llegase aire fresco con la elección del nuevo Papa. En Occidente hace falta una mayor creatividad pastoral, que puede venir con Francisco. Es muy cercano a la gente, utiliza un lenguaje sencillo, que puede ser entendido por todos, pero que a la vez no es superficial. En este nuevo período, el compromiso de los laicos debe ser muy importante.

“La Iglesia no necesita una nueva doctrina,
lo que no es posible, pero
sí un nuevo rostro, más fresco,
joven, humano y misericordioso”.

– ¿Conocía usted a Bergoglio desde hace tiempo?

– Sí, he estado alguna vez en Buenos Aires cuando era obispo en Alemania y también como responsable del ecumenismo. Siempre me encontré a un hombre muy normal y sencillo, a una persona muy espiritual. Esto es importante. Es alguien que quiso siempre vivir el Evangelio entre los pobres, como ocurre con muchos en América Latina. Esto me ha impresionado siempre mucho. Bergoglio, como digo, ha sido siempre un hombre espiritual, pero con mucha decisión para hacer cosas.

– ¿Qué pensó usted cuando, en la Capilla Sixtina, Bergoglio dijo que elegía el nombre de Francisco?

– El nombre era ya un programa. Francisco significa pobreza, paz y conservación de la creación. El nombre ha sido una sorpresa, por supuesto.

– ¿Cuál es su mayor esperanza para el nuevo pontificado?

– La Iglesia no necesita una nueva doctrina, lo que no es posible, pero sí un nuevo rostro, más fresco, joven, humano y misericordioso. En cualquier caso, no habrá diferencias en la sustancia con los pontificados anteriores. Francisco continuará con la doctrina de Juan Pablo II y de Benedicto XVI. Habrá un nuevo estilo, pero no un contenido nuevo. La renuncia de Benedicto XVI fue un acto revolucionario, un acto de humildad y de honestidad que, en cierta forma, ha preparado el camino para la llegada de Francisco. No hay una ruptura, solo estilos diferentes.

En el nº 2.841 de Vida Nueva.

NÚMERO ESPECIAL VIDA NUEVA: NUEVO PAPA

ESPECIAL WEB: PAPA FRANCISCO

Actualizado
22/03/2013
Compartir