Lombardi niega que Bergoglio hubiera colaborado con la dictadura militar argentina

papa Francisco paga cuenta en su residencia

El portavoz vaticano apunta a una “campaña calumniosa y difamatoria”

papa Francisco sale del cónclave 13 marzo 2013

Imagen facilitada hoy de Francisco dejando la Capilla Sixtina antes de aparecer por primera vez como papa

MIGUEL ÁNGEL MORENO | El Vaticano ha reaccionado hoy, viernes 15 de marzo, a un tema que había surgido desde el día de la elección del cardenal Bergoglio como papa Francisco, en el que se acusaba al nuevo pontífice de connivencia con la dictadura de las juntas militares en Argentina (1976-1983), especialmente en el caso del secuestro de dos sacerdotes jesuitas, en un momento en el que Bergoglio era superior de la orden en el país. Federico Lombardi ha dicho que estas informaciones responden a una “campaña de carácter anticlerical”.

Lombardi se refirió a este tema en la rueda de prensa diaria que está manteniendo con los periodistas acreditados en el Vaticano desde la renuncia de Benedicto XVI. Para el portavoz, se trata de un tema que el papa Francisco “no consideraba actual”, ya que los hechos con los que se relacionan estas informaciones ocurrieron “hace muchos años”.

“No hay acusación concreta y creíble”

El religioso jesuita italiano explicó que las informaciones se refieren a dos casos de sacerdotes de la Compañía de Jesús que fueron secuestrados durante la dictadura militar argentina, en un momento en el que Jorge Mario Bergoglio era el superior de esta orden en el país suramericano, y se le acusó de no haberlos protegido convenientemente.

“No se ha hecho una acusación concreta y creíble en su contra. La justicia argentina lo ha interrogado como una persona conocedora de los hechos, pero nunca le ha imputado. Él ha negado estas acusaciones de forma documentada”, dijo Lombardi, en un documento redactado a tal efecto, que ha sido releído en inglés y español por los padres Thomas Rosica y José María Gil Tamayo, respectivamente.

Además, desveló que Bergoglio ofició, cuando era arzobispo de Buenos Aires, una celebración con uno de los dos sacerdotes secuestrados, de origen húngaro-alemán, en el que hicieron “una pública manifestación de armonía”.

Lombardi ha valorado estas informaciones como una campaña informativa “calumniosa y difamatoria” que tiene un “carácter anticlerical” que es “conocido y notorio”. En su opinión, responden a un “análisis histórico sociológico de la dictadura promovido por organizaciones de izquierda y anticlericales”.

“Hay muchas declaraciones que demuestran lo mucho que hizo Bergoglio para proteger a muchas personas durante el tiempo de la dictadura militar. Es conocido su papel en promover la petición de perdón en la Iglesia argentina por no haber hecho lo suficiente durante la dictadura militar”, agregó el responsable vaticano de la relación con los medios informativos.

No se enviarán invitaciones para la misa de inauguración

En otro orden de cosas, la rueda de prensa de hoy también ha permitido conocer que el Vaticano no enviará invitaciones específicas a ningún país para la misa de inauguración del pontificado de Francisco, que será el próximo martes 19 de marzo, festividad de San José, sino que cualquier delegación internacional será bienvenida si desea acudir al acontecimiento.

“No se tiene que recibir una invitación especial. Está a disposición de cada Gobierno decidir si quiere venir o no. Esto es para cualquier país, tenga o no relaciones diplomáticas con el Vaticano”, amplió Lombardi.

papa Francisco papa la pensión donde ha estado alojado

Francisco, pagando la residencia donde había estado alojado antes del cónclave

El papa pide a argentinos que no viajen a Roma

Francisco ha pedido a los obispos argentinos y a los fieles de su país que no acudan a la inauguración de su papado en Roma, por ser un viaje “muy largo y costoso”, ha comentado Lombardi.

Según se ha contado, el Pontífice llamó al nuncio de la Santa Sede en Argentina, el suizo Emil Paul Tscherrig, para pedirle que transmitiera este mensaje. El Papa prefiere que, en lugar de realizar el viaje, hagan una ofrenda o un gesto de solidaridad para con los más necesitados.

Lombardi ha detallado, por otra parte, algunos de los gestos del día a día del papa, especialmente los conocidos con las personas de la residencia Pablo VI, donde Bergoglio se alojó antes del cónclave y a donde ayer acudió para pagar lo debido por el hospedaje. “El director de la casa ha estado muy conmovido por conocerle, y el papa estuvo muy atento con todos los empleados”, ha explicado el portavoz.

A preguntas de la prensa sobre si estos gestos del pontífice podrían ser interpretados como muestras de populismo, Lombardi ha pedido “seguir el camino de este papa con atención y amor”, tratando de “encontrar el sentido evangélico de estos gestos”. En su opinión, se trata de muestras de “simplicidad evangélica, pobreza y espiritualidad”.

Actualizado
15/03/2013
Compartir