‘DeClausura’: el torno del convento se abre al mundo

Una web acerca la riqueza de la fe y los productos elaborados por religiosas contemplativas

DeClausura web para la promoción y venta de productos conventos clausura

Una selección de los productos que se promocionan en la web

MIGUEL ÁNGEL MALAVIA. Fotos: LUIS MEDINA | Cada cierto tiempo, un convento o monasterio cierra sus puertas. Para siempre. La falta de vocaciones y el envejecimiento de quienes sí consagraron su vida entera han conducido a una crisis cuantitativa de la Vida Religiosa en general y de la Vida Contemplativa en particular. Una situación a la que se unen las consecuencias de la crisis económica.

En muchos casos, la supervivencia de una comunidad de clausura depende de los beneficios que obtenga de la venta de sus productos. Lo que no siempre es fácil.

Pero, ¿y si un humilde convento de una pequeña localidad rural pudiera abrir su torno de madera hasta el punto de ofrecer directamente sus dulces en los pueblos y ciudades de toda España y aun del mundo entero?

Esta esperanza es la que aportan a los monasterios y conventos, de un modo gratuito, desde el portal digital DeClausura. La web, una iniciativa de la Fundación Summa Humanitate, una institución independiente y sin ánimo de lucro que ayuda en su gestión a las comunidades religiosas en situación de dificultad, se pudo en marcha en 2009.

Paula Cuadrado, una de sus iniciadoras, recuerda cómo surgió la idea: “A la Fundación nos llegaban muchas peticiones de ayuda desde comunidades contemplativas que tenían problemas para vender sus productos. Tras reflexionarlo, se nos ocurrió que el mejor modo de echarles una mano era con la apertura de una gran tienda en la que todos pudieran ofrecer el fruto de su trabajo. Y, para eso, nada mejor que Internet…”.

A los tres meses, se incorporó Mónica Artacho. Directamente, se enamoró del proyecto: “Yo tenía trabajo, pero tenía la ilusión de poder dedicarme, como laica que soy, a una obra de ayuda a la Iglesia. Contacté con la fundación con la idea de ingresar como voluntaria a tiempo parcial, pero al final me he involucrado por completo, de un modo profesional”.

Una amplia oferta

Así, en www.declausura.com ofrecen todo tipo de productos: bollos, pastas, licores, vinos, quesos, miel, canastillas y ropa de bebés, cestas de empresa, regalos de Primera Comunión, figuras de Belén, iconos de madera, cerámica, libros, discos musicales… Todos ellos provenientes de los 75 conventos o monasterios (de un total de 18 órdenes religiosas) que actualmente mantienen relación con ellos.

Más sobre esta iniciativa, el testimonio de las voluntarias, lo que aporta a la Vida Contemplativa, en el reportaje completo, disponible solo para suscriptores.

‘DeClausura’: el torno del convento se abre al mundo [íntegro]

En el nº 2.828 de Vida Nueva

Actualizado
14/12/2012
Compartir