Escuelas Católicas reitera que el concierto educativo es deficitario

niño pequeño estudiante alumno escuela

No comparte la interpretación de una encuesta del INE sobre la realidad económica de los centros concertados

niño pequeño estudiante alumno escuela

F. OTERO | El pasado 25 de julio, el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicaba la Encuesta de Financiación y Gastos de la Enseñanza Privada, correspondiente al curso 2009/2010, donde se apunta que las ayudas públicas a este tipo de enseñanza habían ascendido un 30% en los últimos años, o que, en conjunto, ha alcanzado un beneficio de casi 650 millones de euros.

Una encuesta ante la que Escuelas Católicas (FERE-CECA y EyG) expresó su “sorpresa y malestar” y ante la que expuso una serie de aclaraciones.

En primer lugar, constata que la encuesta no diferencia entre centros privados concertados y centros privados sin concertar, cuando la realidad jurídica y económica es “totalmente diferente” y, por tanto, “la agregación de datos no ofrece una imagen fiel sobre la educación concertada, aspecto este úlimo que Escuelas Católicas ha venido señalando al INE desde 2007”.

Del mismo modo, critica que los datos de enseñanza se presenten agrupados junto con actividades y servicios complementarios no obligatorios, “lo que desvirtúa algunas conclusiones sobre la financiación de la enseñanza y las aportaciones de las familias que aparecen en el informe final de resultados”.

Además, el criterio técnico de la encuesta suprime conceptos económicos habituales en el análisis de cualquier explotación, como son las amortizaciones, cuando, curiosamente, Hacienda lo reconoce como gasto fiscalmente deducible en el Impuesto de Sociedades.

En cualquier caso, recuerda que, según lo propios datos del INE, la Administración subvenciona solo el 75,7% de los gastos corrientes de los concertados, cuando, tal y como obliga la ley, “debería financiar el 100% del coste total de la impartición de la enseñanza para garantizar su gratuidad”.

Apunta también que estos centros presentaron las cuantías más bajas en los totales de ingresos y gastos por alumno y, sin embargo, registraron las mayores retribuciones de personal. En concreto, los centros religiosos obtuvieron unos resultados por alumno inferiores a los laicos, “lo que demuestra el compromiso de las entidades titulares respecto de su implicación”.

Por ello, subraya “la enorme contradicción existente entre los datos aportados por la administración en los que se constata de forma oficial y fehaciente el déficit del concierto educativo, frente a la afirmación generalista e injusta realizada por el INE en la actual encuesta, al afimar que todos los niveles educativos obtienen resultados corrientes positivos”.

Finalmente, y tras recordar que la escuela católica ahorró al Estado unos 4.400 millones de euros en el curso 2010-2011, pide acabar con la demagogia en la financiación de la enseñanza concertada y que se adecúen los módulos al coste del puesto escolar, “objetivo cada vez más lejano ante los recortes producidos en las últimas medidas del Gobierno”.

En el nº 2.812 de Vida Nueva.

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
03/08/2012
Compartir