La Iglesia cuestiona el Eurovegas en Barcelona y en Madrid

“Conviene no dejarnos deslumbrar por resplandores que acaban siendo espejismos”

protesta en la calle contra la construcción de Eurovegas

JORDI LLISTERRI –FRAN OTERO | El Obispado de Sant Feliu de Llobregat tiene su sede en una de las comarcas más industriales de Cataluña. Y a los 60.000 parados del Baix Llobregat no les vendría nada mal la instalación del gran complejo lúdico y turístico de Las Vegas Sands Corporations, Eurovegas, al lado del aeropuerto de Barcelona. Pero lo que pudiera ser una buena solución a corto plazo, no parece condición suficiente para justificar y aplaudir sin más la llegada de un nuevo Mister Marshall de hotel y casino.

En esta dirección se han manifestado en los últimos meses algunos grupos cristianos preocupados por las cuestiones sociales o vinculados a la pastoral obrera. Y hace unos días recibieron el apoyo del obispo de Sant Feliu de Llobregat.

Agustí Cortés publicó una reflexión de tres páginas en la que pone de manifiesto los interrogantes de la construcción de este polémico complejo. “Conviene no dejarnos deslumbrar por resplandores que acaban siendo espejismos vacíos”, recoge el texto de Cortés.

La conclusión del documento es que ante posibles beneficios económicos, los perjuicios, “sobre todo de carácter moral y social”, tienen “más peso, dada su gravedad y los efectos que a largo plazo se producirían”.

Las críticas al proyecto se centran en tres puntos: el modelo de desarrollo económico “vinculado a menudo con operaciones especulativas y el fomento del dinero fácil”; el proyecto de persona que promueve este negocio, que determina “un estilo de vida que podemos calificar de degradante”; y el impacto ecológico en un territorio en el quedan muy pocas zonas con protección ambiental.protesta en Barcelona contra la construcción de Eurovegas

Las consideraciones más contundentes son sobre “el precio humano que exige para obtener un hipotético beneficio económico”.

Madrid tampoco

La otra candidata a acoger el complejo Eurovegas es la Comunidad de Madrid. De hecho, son varios los municipios que optan a ello, y que se encuentran en territorio de la Diócesis de Alcalá de Henares y de la Diócesis de Getafe. Por ello, se han manifestado públicamente sus obispos.

El último en hacerlo fue el de Alcalá, Juan Antonio Reig Pla, que en una carta publicada en la página web de la diócesis se pregunta “si ganamos o perdemos con Eurovegas”.

Entiende y comparte el obispo Reig Plá la preocupación de las autoridades por la situación social y económica del país, al mismo tiempo que alaba que intenten generar de modo legítitmo puestos de trabajo y prosperidad.

“Debemos hacer una profunda reflexión sobre lo que queremos para España y con qué medios legítimos podemos salir de la situación en la que nos encontramos”, reflexiona el prelado.

“En definitiva: ¿inversiones y trabajo? Sí, pero no a cualquier precio. No todo vale cuando está en juego la dignidad de la persona, el bien de la familia y la ecología social del trabajo”, concluye.

En el nº 2.807 de Vida Nueva.

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
29/06/2012
Compartir