Rabino propone que Asís sea un encuentro anual

La idea llama la atención en Comisión Episcopal

El representante de la fe judía en Colombia, el rabino Claudio Jodorkovsky propuso al director del Departamento de Promoción de la Unidad y el Diálogo, el sacerdote Mario Toro, darle continuidad a la jornada que se concretó el pasado 27 de octubre, cuando ocho representantes de las distintas religiones presentes en Colombia, se unieron en la parroquia de San Francisco en Bogotá, para conmemorar los 25 años del Espíritu de Asís, iniciativa que llevó a cabo por vez primera el Papa Juan Pablo II con las máximas autoridades de las principales religiones del mundo y que recientemente el Papa Benedicto XVI instó a la Iglesia en el orbe a recordarlo y manifestarse con el mismo espíritu.

El entusiasmo por la jornada conmemorativa, vivida aquel día generó tal interés en el rabino Jodorkovsky, que incluso ofreció su sinagoga como potencial y futuro escenario para seguir recordando el espíritu de Asís. Su propuesta que aunque informal, fue complementada por el superior del Templo de San Francisco quien manifestó que bien valía la pena que se institucionalizara el 27 de octubre como un día especial de oración. Por lo pronto, la idea llama la atención en el seno de la Comisión Episcopal desde donde se impulsó esta primera celebración.
Pese al éxito que se logró por el vivo interés de los distintos representantes, la convocatoria no estuvo exenta de tensiones y contratiempos, pues faltando tres días para la realización del ritual, no habían confirmado su presencia todos los representantes, fue así que el sacerdote Toro, se vio hasta el último momento explicando a cada uno de los participantes que presidirían el acto en simultanea aquel 27 de octubre, la forma y espíritu igualitario que lo caracterizaría. “Algunos sugerían cambios y había que tenerlos en cuenta, de modo que más que los temas teológicos fue más bien el detalle de la logística y el mismo hecho de comprometerlos, no fue fácil”, explicó el padre Toro.
El público, que llegó poco a poco, se sorprendió y casi llenó el espacio del templo de San Francisco, el cual en su interior o al menos en el espacio correspondiente al púlpito, no se vistió de modo marcadamente católico y más bien se escogió una gran cortina blanca como telón de fondo y con el lema “Cuida la tierra y germinará la paz”.
Fueron casi 250 personas las que contemplaron y escucharon con gran disposición cada una de las distintas intervenciones y formas de oración por la tierra y por la paz. Sus miradas no se despegaron un solo instante mientras los sonidos inusuales como los “gong” que generó la representante del Centro Budista Yamanataka, Olga Sierra en su intervención, se manifestaban. El ambiente fue de total armonía y sosiego.
Sin embargo, no todo el saldo fue a favor del espíritu de Asís y como ocurrió en su manifestación original de 1986, en Colombia también sectores conservadores habrían expresado sus críticas en contra de manifestaciones ecuménicas como esta, al menos así lo explicó el director del Departamento para la Promoción y Unidad del Diálogo, quien no mencionó organizaciones ni nombres. “Escuché decir de algunos sacerdotes importantes de la Arquidiócesis que tanto lo de Asis como lo de Colombia había sido criticado negativamente, que era una especie de rebajamiento de la Iglesia católica el hecho de ubicarnos en la misma posición de otras religiones sin hacer diferencias y tratando de advertir que esto se preste para un sincretismo religioso y ante eso pienso que el diálogo interreligioso por el contrario, define más nuestra propia identidad como católicos y nos obliga a ser más seguros para entrar en diálogo con las diferencias, sin perder nuestra fuerza espiritual y elementos fundamentales sin temer, pero hay personas que aún lo ven con temor”, concluyó. VNC
TEXTO: J. DE FRANCISCO
FOTO: Humberto Pinto

Actualizado
29/11/2011
Compartir