Arte de vacaciones, del sacro al contemporáneo

Itinerario por las exposiciones de interés espiritual y religioso que se pueden contemplar en el mes de agosto

Expo-voces(Juan Carlos Rodríguez) Durante este verano coinciden sobre la geografía española un amplio número de exposiciones de interés espiritual y religioso, en un itinerario que consagra el arte sacro, pero que también une religión y arte contemporáneo. Éstas son seis citas imprescindibles para agosto.

‘Paisaje interior’ (Soria)

Arte-sacro-2El título de la XV edición de las Edades del Hombre, Paisaje interior, evoca a Soria, porque es conocida y ha sido cantada por su paisaje. Pero también evoca espiritualidad. Así que nos sirve de contrapunto, con su colegiata de San Pedro celebrando el cincuenta aniversario de su elevación al rango de concatedral y las ermitas de San Baudelio (Casillas de Berlanga) y de San Miguel (en Gormaz), convertidas en escenarios de las Edades del Hombre en el noveno centenario de la muerte del obispo que restauró la diócesis: san Pedro de Osma. 208 obras que evocan a la primera Iglesia y remiten, con el referente mozárabe de san Baudelio como imagen, “a las raíces sobre las que ha crecido y sigue alimentándose nuestro presente”, según el comisario, Juan Carlos Atienza. La muestra se inicia en la nave de la concatedral, se traslada al claustro y se prolonga en las dos ermitas románicas, que son escenario y obra. Un recorrido que va de la Inmaculada de Saucillo al Santo Domingo de Guzmán de San Felices de los Gallegos, proveniente de la diócesis de Ciudad Rodrigo. Más de cien mil visitantes han pasado ya por Soria.

‘Madre, sólo una’ (Málaga)

En el Museo del Patrimonio Municipal de Málaga (Mupam) la exposición Madre, sólo una. Conceptualizaciones sobre la maternidad indaga en el misterio que une la maternidad con la creación artística. Y lo hace en un abanico de tiempo que abarca miles de años, a través de una veintena de piezas diversas. Arranca mostrando a Diosas y Madres en el origen de las civilizaciones, que explica la relación de la mujer con lo sagrado por medio de su capacidad reproductora, y que incluye representaciones del calcolítico como el Ídolo de Almargen y la reproducción de una pintura mural de un parto hallada en Peñas de Cabrera, en Casabermeja. En el segundo escenario, La glorificación de la maternidad en la Edad Moderna, que abarca desde el siglo XVI al XVIII, la maternidad se entiende como valor ideal de la feminidad con un modelo incontestable: la virgen María. De ello dan cuenta obras como la Visitación de Peter Sion (siglo XVII), una Sagrada Familia (anónimo italiano del siglo XVI), la Virgen de Leche de Luisa Roldán (siglo XVII), una Inmaculada Concepción de Salvador Maella (siglo XVIII) y la Santa Águeda de Mássimo Stanzione (siglo XVI). En el tercer apartado, Cultura burguesa, ciencia y maternidad en el siglo XIX, se muestra instrumental ginecológico del siglo XIX, procedente del Sanatorio Gálvez, cuyo fundador, el doctor Gálvez Ginachero, es homenajeado.

‘Espais de Llum’ (Castellón, Burriana y Vila-real)

Arte-sacroLa exposición de la Fundación La Luz de las Imágenes, que se celebra de manera simultánea en la iglesia del Salvador de Burriana, en la iglesia Arciprestal de Vila-real y en la concatedral de Santa María de Castellón, ha superado la cifra de 200.000 visitantes desde que abrió sus puertas el 10 de noviembre, y aún con casi dos meses por delante abierto al público. Señala un itinerario con el que se quiere recorrer el legado artístico y cultural de la Iglesia en las tres ciudades de la Plana. Se exponen 400 obras, de las que 172 han sido restauradas por la Generalitat para la ocasión. Cada una de las sedes alberga un periodo distinto. La iglesia de El Salvador de Burriana acoge las obras de los siglos XIII a XV, con la mirada puesta en la reconquista de Jaume I y el Gótico. En la Arciprestal de Vila-real se muestra el patrimonio desde el siglo XVI al XVIII, desde el incipiente y esplendoroso Renacimiento hasta la plenitud del Barroco, con el retablo del Salvador (1495-1501), de Paolo de San Leocadio, como protagonista; mientras que la concatedral de Santa María ofrecerá piezas de arte sacro desde la Ilustración a las vanguardias del siglo XX.

Nuevo museo de Arte Sacro (Colmenar Viejo)

La torre y el coro alto de la Basílica de la Asunción de Nuestra Señora, de Colmenar Viejo (Madrid) ha inaugurado recientemente un Museo de Arte Sacro que reúne valiosas piezas de hasta cinco siglos de antigüedad. Inaugurado por el cardenal Antonio María Rouco Varela, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, entre las piezas figuran tallas y esculturas de madera policromada, imaginería, libros cantorales, relieves, pinturas y otras obras. A través de una escalera se accede al coro alto, donde comienza el espacio museístico que recoge, además de imágenes de santos relacionados con las devociones, doce cantorales del siglo XVI y XVII, que se encontraban en un estado muy deteriorado y han sido restaurados, conformando el conjunto más importante de los conservados en la Comunidad, junto al del Monasterio de El Escorial. Junto a ello, se halla un conjunto de orfebrería e indumentaria litúrgica, como dos cruces procesionales de estilo escurialense, cálices del siglo XVII o un báculo episcopal. En el primer cuarto de la torre se exhiben piezas escultóricas realizadas en materiales de gran significación, mientras que en el segundo cuerpo se muestran piezas escultóricas provenientes de retablos. El conjunto se completa con una serie de cinco pinturas del siglo XVIII.

‘Voces y Signos’ (Burgos)

Expo-SignosEn el claustro bajo de la catedral se puede contemplar hasta el seis de septiembre la exposición Voces y Signos, con el arte de Javier Pérez y Alberto Corazón. Utilizan tan singular espacio para mostrar su particular interpretación, a la luz de la inspiración creativa contemporánea, de la relación entre arte y liturgia. Pérez presentó Voces, trabajo realizado de forma específica para la seo burgalesa, una composición formada por veinte campanas de vidrio soplado, colgadas ordenadamente y de forma periférica, que se muestran como un coro monástico o una comitiva fúnebre. Destaca el gran rosario, Memento Mori, ubicado junto al crucero central del patio, y cuyas cuentas son cráneos negros de tamaño natural. Corazón presentó Signos, donde plantea una reflexión inicial sobre el origen del todo que partió de tres elementos primarios: el agua, el fuego y la tierra. Su propuesta está compuesta por objetos e iconografía basada en la liturgia católica y sus referencias visuales, junto a los que situó ocho paneles que reproducen los versos de La noche oscura de san Juan de la Cruz.

‘At this moment’ (Santander)

Arte-sacro-3La galería Del Sol St., de la capital cántabra, expone la obra pictórica y abstracta de Enrique Mirones (Santander, 1959), monje del monasterio cisterciense de Sobrado (La Coruña), dentro de una muestra colectiva, en la que también participan Laura Escallada, Juan Fuster, Pepe Humanes y Begoña Calzada bajo el título de At this moment. Mirones admite que pintar “es mi forma de conocer el mundo, de conocerme a mí y de compartir con los demás la experiencia espiritual”. Algo parecido a rezar. O como afirma, “a iluminar la existencia con la unión entre el espíritu humano y divino”. Sin embargo, tan sólo se define como “un monje que pinta”, preocupado por “volver a establecer un lenguaje religioso con el arte contemporáneo”. Expone sus Meditaciones, una jaculatoria visual que representa el “misterio de la vida de cada uno”. 

jcrodriguez@vidanueva.es

En el nº 2.670 de Vida Nueva.

Actualizado
24/07/2009
Compartir