Europa garantiza la Religión en la escuela

La CCEE presenta una encuesta sobre las distintas realidades de la asignatura

escuela-europea(M. Gómez) En casi todos los países de Europa está garantizada de algún modo la enseñanza de la Religión en la escuela (ERE). Es una de las conclusiones más destacables de una encuesta promovida por el Consejo de Conferencias Episcopales de Europa (CCEE), en colaboración con la Conferencia Episcopal Italiana y la Misión permanente de la Santa Sede ante el Consejo de Europa. La educación religiosa es “importante para el crecimiento total de la persona” y supone “una contribución válida para la construcción de una nueva ciudadanía”. Así se presentó el estudio, informa la Agencia SIR, el 4 de mayo en Estrasburgo, en la sede del Consejo de Europa, con ocasión, además, de la mesa redonda La enseñanza de la Religión: un recurso para Europa.

La encuesta, realizada entre enero de 2005 y noviembre de 2007, recoge informes de 33 conferencias episcopales y colige que la instrucción religiosa en Europa sigue dos fórmulas principales. Una es un modelo de ‘ciencias de las religiones’ gestionado por el Estado, característico de los países escandinavos, que integra contenidos culturales bíblico-teológicos en un diseño curricular “profundamente señalado por la secularización que caracteriza la cultura” de estos países, sigue informando SIR. La otra, más extendida, es la enseñanza con contenidos confesionales, en la que las religiones juegan un papel activo. En cifras, la Religión católica es cursada por el 64% de los alumnos de Primaria y el 32% de los alumnos de Secundaria.

Algunos ejemplos

En cuanto a los análisis por países, en el informe se habla, por ejemplo, de Italia y de cómo allí la ERE sufre “ataques” por parte de “corrientes radicales y laicistas”. O de Alemania, donde hay una “cooperación ecuménica” entre la Iglesia católica y la protestante. O de Inglaterra y Gales, donde se está consolidando “la opinión sobre la importancia de la ERE como factor social y comprensión recíproca”. El informe indica, por otra parte, que la ERE no está garantizada en Bulgaria, Bielorrusia y gran parte de Francia.

Los argumentos a favor de la ERE fueron defendidos en la mesa redonda, entre otros, por el presidente del CCEE, el cardenal Peter Erdö: “En una época donde muchos perciben los signos de una crisis, no tanto económica o financiera, sino sobre todo de valores y de sentido de la vida, la educación religiosa puede jugar un papel decisivo”.

En el nº 2.659 de Vida Nueva.

Actualizado
08/05/2009
Compartir