El Vaticano pone condiciones a los lefebvristas

(Vida Nueva) Ante las reacciones generadas por el reciente decreto de la Congregación para los Obispos referidas al levantamiento de la excomunión a los cuatro obispos de la Fraternidad de San Pío X ordenados ilegítimamente por Marcel Lefebvre en 1988, y ante las declaraciones “negacionistas y reduccionistas” de unos de ellos, la Secretaría de Estado del Vaticano ha hecho público un comunicado para “aclarar” algunos aspectos.

Así, en el texto se señala que el levantamiento de la excomunión “no ha cambiado la situación jurídica de la Fraternidad de San Pío X que, en el momento actual, no goza de ningún reconocimiento canónico por parte de la Iglesia Católica”.

Asimismo, se considera una “condición indispensable” para el futuro reconocimiento de la Fraternidad “el pleno reconocimiento del Concilio Vaticano II y del magisterio de los Papas Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II y del propio Benedicto XVI”.

El comunicado de la Secretaría de Estado, dividido en tres apartados, concluye con una declaración sobre la shoah en la que condena enérgicamente las posiciones del obispo lefebvrista Williamson sobre el Holocausto, a las que califica de “absolutamente inaceptables y firmemente rechazadas por el Santo Padre”.

El comunicado también advierte a este obispo que, para ser admitido en sus funciones episcopales en el seno de la Iglesia católica, deberá mostrar “de modo absolutamente inequívoco y público” su distancia con las posiciones mantenidas sobre la shoah, que, además, eran desconocidas por el Papa.

Actualizado
04/02/2009
Compartir