Tren con destino: un mundo mejor

Renfe inicia una campaña para financiar 12 proyectos de ONG para el desarrollo

(Victoria Lara) En vísperas de unas fechas en las que millones de españoles viajarán para reunirse con sus seres queridos para celebrar la Navidad, Renfe nos propone otro viaje mucho más especial: el que tiene como destino un mundo mejor. Estamos hablando de un tren simbólico y solidario, en el que la “locomotora” es la compañía ferroviaria y doce los vagones que arrastra en ese viaje, que son piezas clave para conseguir el cumplimiento de los llamados Objetivos de Desarrollo del Milenio. Esa docena de vagones se corresponden con los proyectos de desarrollo de otras tantas ONG, que son: Acción Contra el Hambre, ACNUR, AMREF Flying Doctors, Ayuda en Acción, Cruz Roja Española, Entreculturas, Intermón Oxfam, Manos Unidas, Médicos del Mundo, Solidaridad Internacional, Unicef y WWF/España.

Un tren de valores para un mundo mejor es el nombre de la campaña que se desarrollará durante todo el año 2009, y entre las acciones previstas para la recaudación de fondos, encontramos una muy oportuna para las fiestas que dentro de poco vamos a celebrar: la venta de un tren eléctrico de juguete. Este artículo 100% solidario -ya que lo que se obtenga de su venta irá a parar íntegramente a los proyectos subvencionados- lleva impresos en sus vagones los logotipos de las 12 ONG que participan en la iniciativa. Será distribuido por el Corte Inglés con un precio de 49 euros, con lo que se espera que se convierta en uno de los regalos estrella de estas navidades. 

Pero a esta acción se sumarán otras muchas, como la organización de varios encuentros deportivos benéficos, la apertura de una cuenta bancaria para este fin en la entidad BBVA, o un sistema de envío de mensajes a través del teléfono móvil. Para esto último, se ha habilitado un número, el 5453, al que con tan sólo enviar la palabra “valores”, ya se está colaborando en la campaña solidaria. 

“Tengamos en consideración que si el Primer Mundo está atravesando serias dificultades, hay también otros mundos que si no se les presta la atención debida, simplemente podrían desaparecer”. Es la reflexión que propone Agni Castro Pita, representante de ACNUR en España, a todas las pequeñas y medianas empresas que en estos momentos se puedan estar planteando si invertir o no en proyectos de ayuda al desarrollo. Pero no son sólo las empresas -a través de sus políticas de responsabilidad social- las que deben colaborar con estas causas, pues, como añadió el responsable de la Agencia de la ONU para los Refugiados, “toda la sociedad en su conjunto es responsable de la consecución de estos Objetivos”. Agni Castro habló en representación de las 12 organizaciones participantes durante el acto de presentación de la campaña, que tuvo lugar en el Teatro Rialto My Space de Madrid, y en el que los asistentes pudieron conocer mejor cada uno de los proyectos que las ONG y agencias internacionales han elegido para esta ocasión. 

En 2006, Renfe ya capitaneó una iniciativa similar, el Tren de Valores, en la que participaron ocho ONG, entre ellas algunas que repiten este año, así como la Asociación Española Contra el Cáncer. En aquella edición, la compañía fletó un tren que visitó más de 20 capitales españolas informando a los “viajeros” de la labor que realizan estas entidades y captando las donaciones de todas aquellas personas que quisieron colaborar. 

Creemos que estas campañas son efectivas, además, ahora se ha puesto de moda la responsabilidad social corporativa. Esto se ve en el personal de las empresas, que colabora decididamente”, asegura María Eugenia Díaz, responsable de Comunicación de Manos Unidas. La organización católica fue una de las que participó en la convocatoria de 2006, con un proyecto de promoción de mujeres y jóvenes marginadas en la India. El dinero recaudado benefició a veinticinco pueblos de Puddokottai, en el estado indio de Tamil Nadu. Las beneficiarias directas fueron cerca de 4.000 mujeres marginadas, y las indirectas, unas 7.900 personas de toda la zona.

Diversidad de iniciativas

En esta ocasión, el proyecto de Manos Unidas se centrará en una de las áreas más deprimidas de América Latina, en concreto en el distrito de Pacucha (Perú), donde se pretende mejorar las condiciones de vida de una población aproximada de 3.700 personas mediante la explotación y comercialización de los recursos pesqueros de la zona.

En el caso de Acción Contra el Hambre, la iniciativa propuesta consiste en rehabilitar las infraestructuras de los territorios rurales de Samegrelo, en Georgia, y avanzar en la reducción de la pobreza en la Unión Europea. La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) pretende conseguir que los más de 100.000 niños sudaneses refugiados en Darfur (Chad) puedan completar su educación primaria en un entorno seguro. La prevención del sida entre los grupos más vulnerables, como son las ‘trabajadoras del sexo’ y los jóvenes en general, es el proyecto elegido por AMREF Flying Doctors, organización afincada en África.

Ayuda en Acción destinará lo recaudado gracias a la campaña a un proyecto de formación profesional y desarrollo comunitario en El Salvador, que consistirá en la creación de una emisora de radio. Por su parte, Cruz Roja Española se centrará en el colectivo femenino, en concreto en la mejora de las condiciones socioeconómicas de 2.300 mujeres de 17 comunidades de la zona de Tahoua, en Níger, a través de actividades agrícolas y ganaderas. La educación es uno de los campos en los que trabaja la ONG Entreculturas, que está promoviendo la construcción de escuelas en los campos de refugiados de África y la implicación de familias y comunidades en la educación de niños y jóvenes.

Otro de los proyectos financiados a través de esta campaña es el de Intermón Oxfam, que consiste en garantizar el acceso a agua potable y saneamiento en los campos de refugiados de Djabal y Goz Amer, en Chad. De nuevo en el ámbito de la salud, Médicos del Mundo trabaja para lograr mejorar los servicios de salud en el área de atención primaria en Senegal, Angola y Mozambique.

Solidaridad Internacional, en cambio, quiere apoyar con sus acciones la agricultura, ganadería y comercio, y lograr la protección del medio ambiente en las zonas más desfavorecidas de República Dominicana y Haití. En este último país se sitúa también el proyecto elegido por Unicef, para proteger a los niños extremadamente vulnerables, tratar la malnutrición y desarrollar la primera infancia. Por último, WWF/España pretende recuperar el arroyo La Parrila, ubicado en el Parque Nacional de Doñana (Huelva), con la introducción de 10.000 plantas autóctonas, la retirada de especies invasoras y la instalación de comederos, bebederos y posaderos para aves.

Multitud de caras conocidas del mundo del deporte, el periodismo, el espectáculo y la cultura en nuestro país han manifestado públicamente su apoyo a la iniciativa y la han plasmado en vídeos con los que se va a dar difusión a la campaña. Entre esos personajes están, por ejemplo: el aventurero Miguel de la Quadra-Salcedo, el dúo musical Andy y Lucas, la actriz Charo López, el bailarín Víctor Ullate, la cantante Pasión Vega, la escritora Rosa Montero y el futbolista Raúl.

Para dar el pistoletazo de salida a la campaña, Renfe celebró el pasado 28 de noviembre el Día del Tren de Valores, en el que, tal y como anunció el propio presidente de la entidad, José Salgueiro, por cada viaje en tren que se realizó a lo largo de esa jornada en toda España, la compañía destinará un euro a acciones de responsabilidad social, entre ellas, la campaña Un tren de valores para un mundo mejor.

En el nº 2.639 de Vida Nueva.

Actualizado
05/12/2008
Compartir