Todo apunta a que Pablo estuvo en Tarragona

Un Congreso Internacional ratifica la importancia de aquella Iglesia primitiva

(J. L.) Es muy probable que Pablo fuese a Hispania al final de su vida y es posible que Tarragona fuese el lugar de su estancia, dado que es la ciudad que tiene más elementos a su favor. Otros lugares de Hispania son mucho más hipotéticos”. Esta afirmación, realizada por el profesor Rainer Riesner, de la universidad alemana de Dortmund, resume una de las conclusiones que han consensuado un total de 31 teólogos e historiadores que acaban de celebrar en Tarragona el Congreso Internacional Pablo, Fructuoso y el Cristianismo Primitivo en Tarragona (s.I-VIII).

Según estos expertos, procedentes de nueve países, la Tarraco romana, por su condición de capital de provincia y de ciudad comercial y administrativa, y por el hecho de ser el puerto natural de enlace de Hispania con Roma, “tiene muchas posibilidades de ser el lugar donde Pablo fue enviado al exilio”.

Los estudiosos, procedentes de universidades de Suiza, Alemania, Inglaterra, Francia, Rumanía, Estados Unidos y España, profundizaron también en las razones teológicas que abonarían la tesis de la misión apostólica del Apóstol de los gentiles en Hispania. Según la nota de prensa difundida por los organizadores, “en el capítulo 15 de la Carta a los Romanos, Pablo se presenta ‘como aquel que ha de cumplir su misión de acuerdo con las profecías de Isaías, sobre todo de 66, 19 (la llegada de la salvación a las islas lejanas“. “Aquí -añade la nota- se dice también que Pablo da por acabada su misión en Oriente y que la misión en Hispania, la más lejana de las tierras del Occidente, sería el cumplimiento definitivo del designio divino“.

Iglesia apostólica

Así pues, las conclusiones de este Congreso, que se enmarca dentro del Año Jubilar que la archidiócesis de Tarragona está celebrando en memoria de san Fructuoso, y que coincide con la inauguración del Año paulino, vendría a demostrar “la importancia de la Iglesia de Tarragona en los primeros siglos del cristianismo”. Asimismo, las aportaciones de la investigación sobre el viaje de San Pablo a Hispania permitirían afirmar que “posiblemente es una iglesia apostólica”.

Para los congresistas, “el martirio de San Fructuoso y de sus diáconos pone en evidencia indiscutible que Tarragona es la sede de los protomártires hispánicos” y que “el estudio de la Decretal del Papa Siricio pone de manifiesto que la sede romana le había dado ya en el siglo IV una función primacial en relación a las otras iglesias de la Península Ibérica”.

Durante este Congreso, desarrollado del 19 al 21 de junio, se abordó también la figura de san Fructuoso, de cuyo martirio se celebra ahora el 1.750 aniversario, y los testimonios que se recogen en las Actas del martirio de san Fructuoso, “el documento más antiguo producido por el cristianismo hispánico”.

Actualizado
27/06/2008
Compartir