Juan José Aguirre
Juan José Aguirre, obispo de Bangassou

Aguirre denuncia la cara oculta de algunas ONG que en Centroáfrica “cobran y no hacen ni el huevo”

  • El obispo de Bangassou denuncia los contrastes entre el nivel de vida de los funcionarios de organismos internacionales y la población local
  • “La pobreza, el islam radical y el calentamiento global son los mayores problemas que tiene nuestro planeta hoy”, advierte

Juan José Aguirre, obispo de Bangassou

Aguirre denuncia que la comunidad internacional ha impuesto una falsa paz en República Centroafricana

  • El obispo de Bangassou advierte en Vida Nueva que “es el octavo acuerdo en dos años”
  • Observa que los rebeldes son fuerzas “extranjeras” que “ocupan el 80% del país”
  • Esta situación le interesaría a las grandes potencias, como Estados Unidos, Rusia o Arabia Saudí
Juan José Aguirre celebra el Jueves Santo en el hospital de Bangui

El obispo Aguirre en Bangui: “Hablar y rezar la cruz donde flota un ambiente de Calvario”

  • El prelado español denuncia la “situación extrema” que vive Centroafricana, lo que le ha impedido celebrar el Jueves Santo en Bangassou
  • “He besado la toalla llena de suciedades tras el lavatorio porque me representaba a Cristo, que cargó con todas las bajezas”, expresa
República Centroafricana mujeres protegidas por cascos azules

Juan José Aguirre: “El mismo talonario que pagó los mejores jugadores del Barcelona financió el terrorismo”

  • El obispo de Bangassou reflexiona sobre la decisión de siete países de romper relaciones diplomáticas con Qatar
  • Desde su misión en República Centroafricana, denuncia que “las cosas siguen igual” y que “Bangassou arde”, y culpa a los antibalakas
Juan José Aguirre, obispo de Bangassou República Centroafricana misionero comboniano español

Obispo Aguirre: “Tengo gente durmiendo hasta en el suelo de mi casa”

  • El comboniano español relata a Vida Nueva cómo ha acogido a los huidos de los ataques en Bangassou
  • El propio Aguirre salió ileso tras un tiroteo, en las luchas entre la Seleka y los antibalaka