Pastoral creativa

Ramiro Jiménez Cruz, sacerdote de la Arquidiócesis de México
Sacerdote de la Arquidiócesis de México

Tengo Covid-19

Asumir este tiempo de enfermedad desde el servicio, es una tarea que nace de la compasión real y que exige actuar de un modo generoso con quien más lo necesita; es cierto que el servicio nos coloque en la respuesta que todo discípulo ha de dar cuando decidió decirle sí a Jesús. Parecería que el

Compartir

Ante la añoranza y ansiedad: rediseñar

Miramos tras la ventana la vida pasar sin nosotros, cual niños regañados que añoran volver a salir a jugar; los más valientes o imprudentes no han dejado de hacerlo ni un solo día; sin embargo, el tiempo al parecer se acerca de volver a andar con “libertad”; es extraño, pero bien sabemos que el peligro

Compartir

Pastoral de la Jactancia. Alguna vez se escuchó decir…

En esta ruta histórica la Iglesia a lo largo de los siglos ha acuñado una cultura que ha permeado sociedades a lo largo de dos mil años; es cierto que su aporte ha sido una riqueza invaluable que hoy le da identidad a tantos y tantos pueblos. Regístrate en el boletín gratuito y recibe un

Compartir

Demasiada información: “Restauremos el asombro”

Una de las grandes tentaciones presente siempre en la historia del ser humano es ser omnipotente y a veces omnipresente. Únete el miércoles 24 de junio al Encuentro VN online con los cardenales Omella, Barreto y López Romero Consulta la revista gratis solo hasta el 30 de junio: suscríbete ahora con un 20% de descuento

Compartir

¿¡Abrirán los templos!?

¿En qué momento dejamos de escuchar? Aunque la veracidad no pase por la empatía como canal de autentificación; sin embargo, la empatía será el camino más eficaz para acercar la Verdad a todos. Únete el miércoles 24 de junio al Encuentro VN online con los cardenales Omella, Barreto y López Romero LEE Y DESCARGA: ‘Un

Compartir

Centrando la esperanza

La esperanza de un tiempo providente es claro para nosotros los cristianos… es aquella promesa que resuena en el corazón de la comunidad: “Esta es la morada de Dios con los hombres, pondrá su morada entre ellos; ellos serán su pueblo y Dios mismo será su Dios… ya no habrá muerte, ni llanto, ni gritos,

Compartir