¿Por qué el papa Francisco recomendó leer a Pedro Sánchez el libro de un pensador comunista?


Compartir

La recomendación

“Hace dos años, quizá usted señora Embajadora lo conoce, se publicó acá en Roma un libro de un intelectual italiano del Partido Comunista. Tiene un título muy sugestivo: ‘Síndrome 1933’. ¿Lo conoce usted? Uno de tapa roja. Muy lindo. Vale la pena leerlo”. Estas palabras están tomadas del discurso improvisado del papa Francisco tras la audiencia privada con el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, cuando pudo saludar a su séquito.



“Se refiere a Alemania, obviamente. Caída la República de Weimar, ahí empezó toda una ensalada de posibilidades de salir de la crisis. Y ahí empezó una ideología a hacer ver que el camino era el nacional socialismo y siguió y siguió y llegó a lo que conocemos: al drama que fue Europa con esa patria inventada por una ideología. Porque las ideologías sectarizan, las ideologías deconstruyen la patria, no construyen. Aprender de la historia eso. Y este hombre en ese libro, hace con mucha delicadeza un parangón de lo que está sucediendo en Europa. Dice: Cuidado que estamos repitiendo el camino parecido”, comentó. Y aún más, señaló expresamente: “Vale la pena leerlo”.

Este argumento venía a cuento para reforzar el discurso del Papa sobre las ideologías. “Con estas palabras simplemente quiero recordar a los políticos que la misión de ellos es una forma muy alta de la caridad y del amor. No es cuestión de maniobras o de resolver casos que todos los días llegan al escritorio de los políticos, sino de servicio en las tres vertientes: de hacer crecer el país, de consolidar la nación y de construir la patria. Y es muy triste cuando las ideologías se apoderan de la interpretación de una nación, de un país y desfiguran la patria”, recalcó el pontífice.

El autor de esta obra es Siegmund Ginzberg. Nacido en Turquía en 1948 en el seno de una familia judía, vive en Milán desde los años 50. Allí ha sido reconocido como corresponsal en distintos países del periódica de cabecera del Partido Comunista Italiano, ‘L’Unità’ (fundado por Gramsci y desaparecido tras varios bandazos en 2017). A medida que el comunismo, pasada la época de Musolini, fue dejando poco a poco sus principios clásicos y desintegrándose en diferentes corrientes, desapareció el periódico y los intelectuales han tomado diferentes caminos. De hecho, la redacción romana del diario hoy es un gimnasio.

Hace un año, Ginzberg publicó este ensayo que ahora recomienda el pontífice. En él analiza la llega a al poder del nazismo y cómo este va anulando a los demás movimientos sociales en una época de gran desencanto ante la política tradicional. El autor, además, compara algunas fórmulas de la política nazi con las estrategias electorales de los nuevos movimientos populistas que campan por toda Europa. El 1933 en el que Hitler es proclamado canciller del Reich tras ganas las elecciones federales de Alemania en el mes de marzo es un buen prisma en el que mirar las tensiones políticas de hoy en día. Aunque sea salvando las distancias.

“Undéjà vu’ amenazante puede ayudarnos a entender hacia dónde vamos y, quizás, no cometer los mismos errores”, escribe Ginzberg al presentar su tesis. Buen aviso para navegantes.