Sigue el encuentro desde esta misma web el miércoles 25 de Noviembre a las 18:00h (España). Recarga la página si no lo ves.

El grito de ayuda de Cáritas Tabasco, México: “Las necesidades a causa de las inundaciones nos superan”

La Iglesia Católica en el estado de Tabasco, México, ha activado todos sus protocolos de emergencia luego de las inundaciones provocadas por el huracán Eta, que han dejado ya –según reportes del gobierno estatal- 22 personas fallecidas y 25 mil familias damnificadas.



En entrevista para Vida Nueva, la hermana Eduviges Palacios, responsable de Cáritas Tabasco, aseguró que si bien hay toda una red de organizaciones eclesiales apoyando en la emergencia, la ayuda no es suficiente.

Explicó que ya se ha activado la Red Diocesana de Pastoral Social (RDPS), lo que les permite tener la información pertinente sobre la situación que vive cada comunidad a través de Pastoral Social Parroquial y los sacerdotes encargados.

De esta manera –dijo- es posible detectar las necesidades inmediatas y gestionar los apoyos que se requieren; “mantenemos una campaña permanente de acopio tanto en especie como económico en toda la diócesis que nos permiten captar recursos y, de la mano de las mesas solidarias y las parroquias amigas, las comunidades que no han sido afectadas directamente pueden apoyar a las afectadas”.

Población en riesgo

Pese a ello, la religiosa manifestó que las necesidades de la gente son demasiadas y los recursos muy limitados: “las solicitudes que nos hace llegar la RDPS nos superan en demasía; esto es natural por las dimensiones de la emergencia; otro elemento preocupante es que nos encontramos en un estado de alerta permanente por el riesgo que significa el incremento de los ríos y lagunas”.

Y es que en Tabasco las inundaciones no sólo son provocadas por la lluvia en la zona, sino por el manejo de las presas en sus niveles de desfogue, lluvias en zonas serranas cercanas al estado que en su escurrimiento son captadas por los mantos acuíferos, el río que cruza la ciudad de Villahermosa y afecta a gran parte del estado: el Grijalva, está a niveles muy cercanos a desbordarse en esa zona, por lo que es una alerta constante.

Al referirse a los albergues para damnificados que han sido habilitados por la misma diócesis, Eduviges Palacios detalló que por el momento cuentan con siete parroquias que han abierto sus puertas como albergues temporales: “está la invitación a que las parroquias no afectadas, de ser necesario, puedan ser habilitadas como albergues; esta situación es algo complicada porque al estar en medio de la pandemia del Covid-19 no podemos dejar de lado los protocolos de sana distancia y cuidados propios”.

Los recursos son y serán insuficientes

La responsable de Cáritas Tabasco destacó que hay un aspecto más que les preocupa, y es el hecho de que “estamos en la etapa de atención a la emergencia; es una etapa muy mediática, donde los recursos de dependencias gubernamentales como iniciativa privada y asociaciones civiles están presentes, pero en las etapas siguientes, como son rehabilitación y reconstrucción, que ya no son tan visibles o mediáticas, los recursos que se dispongan para los mismos sean insuficientes”.

La religiosa mencionó que varias diócesis los empezaron a apoyar aun antes de que se activara oficialmente el protocolo a través de las Cáritas locales. Además –agregó- a través de Cáritas Mexicana y la Conferencia del Episcopado Mexicano se ha activado la colecta nacional para apoyar a la Diócesis de Tabasco, la Diócesis de San Cristóbal y zonas de los países de Centroamérica (Guatemala, Nicaragua y Honduras).

La hermana Eduviges hizo un llamado a las personas que quieran sumarse a la ayuda con los requerimientos más urgentes como medicamentos para resfriados, tos, hongos, antibióticos para infecciones en la piel, gastrointestinales y en vías respiratorias, y alimentos para el día a día de las comunidades anegadas y las personas en albergues.

De igual modo, dijo que es posible depositar el monto equivalente a las despensas o medicamentos con los que desean apoyar, “y aquí convertimos su donativo en esa ayuda, esto porque muchas veces el enviar apoyo en especie se hace caro por el flete o envío de los mismos, eso han estado haciendo hermanos pertenecientes a otros estados de la república”.

Para ayudar en las necesidades de los afectados por las inundaciones, se puede realizar un depósito económico en la siguiente cuenta: Cáritas Tabasco A.C. BBVA Bancomer, cuenta 0442343126, Clabe 012790004423431262.

Noticias relacionadas
Compartir