.


Los Heraldos del Evangelio se defienden tras la intervención vaticana: “No hay abusos”

Heraldos del Evangelio

Alienación parental, abusos de poder, práctica de exorcismos irregulares, desviaciones eclesiológicas con falta de aceptación del Papa, recogida de donativos sin autorización del obispo diocesano, deficiencias en la formación académica ofrecida en sus escuelas, intimidación a quienes pretenden abandonar la institución y culto fanático al fundador. Los Heraldos del Evangelio rechazan todas estas acusaciones, pues la visita apostólica no halló “nada contrario a la moral, a la sana doctrina o a las leyes eclesiásticas y civiles”. Consultados por Vida Nueva, la institución las niega de forma detallada. A continuación, publicamos íntegramente el argumentario remitido a esta revista por el equipo de comunicación de los Heraldos del Evangelio desde Brasil:

Enajenación parental

La formación que los Heraldos del Evangelio quieren dar a sus miembros contempla una amplitud de temas. Uno de ellos es el amor a la familia como Institución y como parte fundamental de la persona humana. La buena relación de la inmensa mayoría de las familias de Heraldos del Evangelio con sus hijos lo atestiguan las innumerables declaraciones de familias por escrito.

En la respuesta a una de las ocho preguntas que los miembros de la Visita Apostólica formularon se respondió qu respecto a la relación de los miembros de los Heraldos con sus familias, surgen a veces –debido a una disparidad de criterios por parte de algunas familias en la apreciación de la formación católica proporcionada por la Institución, así como la falta de comprensión de lo que es una vocación para la vida consagrada- algunas divergencias. Se aclaró que los Heraldos buscan promover una relación saludable entre sus miembros y sus familiares, y hay varios informes de familias que expresan su satisfacción con la misma capacitación recibida por sus hijos, que también se documenta en el trabajo de respuesta a los visitadores.

Abuso de poder

La autoridad es ejercida dentro de los Heraldos del Evangelio por parte de los que ejercen cargos de responsabilidad con un solo objetivo: la mayor gloria de Dios y la salvación de las almas. Eso es fácilmente constatable por aquellos que visitan nuestras casas y gran número de prelados y sacerdotes que allí han estado lo han comprobado. Es verdad que existe una disciplina que ayuda a la formación y al desarrollo de la personalidad, pero siempre desde el respeto y la bienquerencia. Innumerables miembros de la Asociación que salieron de la misma, lo han señalado en los más diversos países donde existimos.

Culto al Fundador y reliquias

Esa cuestión fue respondida ampliamente en un capítulo del estudio de 570 páginas citado anteriormente, en respuesta a las ocho preguntas de los integrantes de la Visita Apostólica realizada a los Heraldos del Evangelio. Lo primero a ser señalado es la diferencia entre culto público (aquél que se realiza de una manera oficial por y en nombre de la Iglesia) y culto privado que cualquier fiel puede realizar.

La Teología, el Derecho Canónico y la vida misma de la Iglesia consideran que el respeto y la veneración por los superiores, especialmente de los consagrados a sus fundadores, es legítimo e incluso, moralmente obligatorio, como es el caso del Dr. Plinio Corrêa de Oliveira o Mons. João S. Clá Dias.

En cuanto a la posesión de reliquias o recuerdos, se ha demostrado que es una costumbre común en la Iglesia, a respecto de personas que suscitan veneración por causa de su consagración a Jesucristo.

Y su distribución particular es conveniente, ya que la fama sanctitatis -surgida en el ámbito privado tanto durante la vida como después de la muerte de alguien- es el presupuesto que permite la apertura de un proceso de canonización. Por lo tanto, esto no se adelanta al juicio de la Iglesia, siempre que no sea un acto de culto público, es decir, estrictamente litúrgico, tal como se entiende esta expresión en Teología y Derecho Canónico. A este respecto, se agregaron en la respuesta a los visitadores, documentos  recientes de la Congregación para las Causas de los Santos. En vista de esto, nada ilegítimo se puede vislumbrar en las manifestaciones de veneración de las personas mencionadas, excluyendo, sin embargo, las manifestaciones registradas en informes falsificados o tergiversados con el objetivo de atacar la honra y buena fama de esas personas.

Recogida de donativos sin contar con el permiso del obispo diocesano

Como innumerables asociaciones, los Heraldos del Evangelio reciben donativos de toda clase de personas. Es algo normal y generalizado en el mundo entero. Esos donativos son dados por personas que pertenecen a la Asociación, o que ya previamente han tenido contacto con la misma. Hay Diócesis en donde el mismo Señor Obispo es colaborador de la Asociación. Justo es reconocer que en Brasil por ejemplo, existe el Fondo de Ayuda Misericordia organizado y dirigido por los Heraldos del Evangelio que reparte entre proyectos diocesanos, los donativos que los Heraldos del Evangelio recogen para ese fin. O sea colaboramos con otras instituciones como otras colaboran con nosotros. Es una práctica común que no tiene nada de extraño.

Desviaciones eclesiológicas con falta de aceptación al Romano Pontífice

Es bastante genérico el tema. Pues habría que preguntar que desviaciones eclesiológicas son esas y a qué se refieren. En todo caso San Juan Pablo II aprobó los Heraldos del Evangelio en 2001. Benedicto XVI no sólo aprobó definitivamente los estatutos de los Heraldos del Evangelio, sino que concedió la Aprobación Pontificia a las dos Sociedades de Vida Apostólica y en su libro entrevista Luz del Mundo habla con estima de los Heraldos del Evangelio. El Papa Francisco tuvo contacto en varias ocasiones con nuestros hermanos Heraldos del Evangelio en Mozambique en su reciente viaje a aquellas tierras. Todos los días en las casas de los Heraldos al terminar la Adoración al Santísimo Sacramento se reza en las intenciones del Romano Pontífice. En varias Nunciaturas hay Heraldos del Evangelio que allí trabajan al servicio de la Santa Sede.

Y en las Diócesis en donde actuamos hay una Comunión afectiva y efectiva con los Pastores, trabajando en diversas áreas. De lo cual por cierto, hay innumerables testimonios escritos de Cardenales, Arzobispos, Obispos, sacerdotes y religiosos.

La Agencia de Noticias Gaudium Press promovida por los Heraldos del Evangelio difunde todos los días noticias a respecto de la vida de la Iglesia y de las actividades del Papa Francisco.

Y lo que es obvio, si no aceptasen al Papa, no habrían aceptado la Visita Apostólica ni el Comisario nombrado recientemente. Por el contrario, fueron acogidos con toda normalidad y en espíritu de Comunión Eclesial.

Práctica de exorcismos sin permiso

Este tema fue ampliamente tratado en la respuesta que los Heraldos dieron a las ocho preguntas de conclusión de la visita apostólica. Resumiendo diremos que A respecto de los videos publicados en Internet por antiguos miembros descontentos de los Heraldos, se registró que son grabaciones audiovisuales de reuniones del clero y oraciones de liberación. Sobre los vídeos de presuntos exorcismos realizados por Mons. João y por Heraldos sacerdotes, se informa que se creó una Comisión Interdisciplinaria de Investigación, compuesta por canonistas, teólogos, médicos, psiquiatras y otros especialistas, para aclarar los hechos. En el estudio se aclara que los llamados exorcismos realizados por los Heraldos son en realidad oraciones de curación y liberación, también llamados exorcismos privados y extraordinarios (virtute charismatis), para los cuales no hay impedimento o regulación canónica-litúrgica, ya que el canon 1172 se refiere a exorcismos solemnes o mayores, realizados en nombre de la Iglesia por un presbítero con licencia del Ordinario local.

Esos exorcismos privados no tienen carácter sacramental. Sobre este y otros temas relacionados, en la respuesta a los Visitadores fueron presentados documentos con la opinión de teólogos, canonistas, exorcistas y numerosos antecedentes históricos de la tradición eclesial.

El parecer canónico del Vicario Judicial de la Diócesis de Bragança Paulista, (lugar donde se realizaron estas oraciones) confirmó  con claridad que esas oraciones de liberación o exorcismos privados, por sus características no están sujetos a la reglamentación del canon citado. Los Heraldos del Evangelio están de acuerdo con este documento, incluso con respecto a la prudencia recomendada por el obispo diocesano de Bragança Paulista, cuando recibió las explicaciones pertinentes.

Deficiencias en la formación académica ofrecida en sus escuelas

A respecto de la formación académica basta con dar algunos datos que explican bien como ella se lleva a cabo. Los Colegios en Brasil, Colombia y otros lugares llevan su plan de estudios conforme al programa del respectivo Ministerio de Educación. En Brasil existe el Instituto Filosófico Aristotélico-Tomista IFAT que tiene convenios con diversas universidades. Es interesante señalar las Universidades en las cuales Integrantes de los Heraldos del Evangelio han obtenido Licenciaturas y Doctorados: Pontificia Università Gregoriana;  Pontificia Università San Tommaso – Angelicum;  Pontificia Università Lateranense;  Pontificia Università Salesiana;  Pontificia Universidad de Salamanca; Universidade do Minho (Braga, Portugal); Universidade Lusófona de Humanidades e Tecnologias (Lisboa, Portugal); Universidad Pontificia Bolivariana (Medellín);  Universidad Católica de Colombia (Bogotá); Universidad Metropolitana de Asunción (Paraguay); Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima (Peru); Centro Universitário São Camilo (São Paulo).

Actualmente hay: 52 Doctores (10 en Derecho Canónico; 24 en Teología Dogmática/ Bíblica/ Moral/ Espiritual/ Fundamental; 17 en Filosofía;  1 en Bioética); 65 Licenciados (8 en Derecho Canónico; 35 en Teología; 15 en Filosofía; 6 en Pedagogía; 1 en Psicología); 341 bachilleres (título civil) en Teología por el Centro Universitário Ítalo-Brasileiro de São Paulo. Además de 45 en post-graduación en Teología Tomista por el  Centro Universitário Ítalo-Brasileiro.

Abusos sexuales

Con el favor de Dios, podemos afirmar que no hay abusos sexuales. Las acusaciones que últimamente han surgido en Brasil no presentan pruebas que corroboren tal cosa. Y lamentamos que hayan declaraciones que no sean conformes a la verdad de los hechos. Los Heraldos del Evangelio han puesto varias denuncias penales contra calumniadores de la entidad, y se reservan el derecho de continuar a hacerlo.

Amenaza de desgracias para quienes pretenden abandonar la institución

La libertad de los Hijos de Dios lleva a entrar o a salir de una institución, asociación o carisma. Es un derecho. Cuando alguien sale de los Heraldos del Evangelio cuenta siempre con el afecto y las oraciones de sus antiguos compañeros de ideal. Innumerables son los casos de personas que abandonaron la institución y siempre se mantienen a ella ligada, como cooperadores, como amigos o como donantes. Siempre tienen el apoyo y el deseo de los demás para que en el cumplimiento de los mandamientos encuentren la perfección cristiana y la salvación eterna. Puede resultar reiterativo pero hay cantidades de declaraciones de ex miembros que lo atestiguan.

Respecto a este punto como a otros que circulan en relación a los Heraldos del Evangelio debemos recordar la frase del célebre autor romano Terencio (Siglo II a.de Cristo) “Fallacia alia aliam trudit”: una mentira genera otras mentiras”.

Esperamos que la actuación del Emmo. Cardenal D, Raymundo Damasceno Assis y sus ayudantes, que como bien recuerdan algunas agencias de noticias, no es una sanción sino una ayuda, sirva para esclarecer todo aquello que sea necesario esclarecer, y dé a los Heraldos del Evangelio nuevas fuerzas para continuar toda su actividad evangelizadora, al servicio del Santo Padre y de la Iglesia en general, colocando siempre en las manos de la Santísima Virgen María la “dulce y confortadora alegría de evangelizar”.

 

Noticias relacionadas
Compartir