.


El periodista Santi Vedri inaugura la exposición ‘El futuro en una sonrisa’ en el espacio O_Lumen

  • El fotógrafo y responsable de comunicación de los dminicos muestra, desde una nueva perspectiva, la realidad de los niños de Guinea Ecuatorial
  • “Tuvimos que ir hasta allí a aprender el valor de la alegría de un pueblo muy alegre, al que le gusta mucho celebrarlo todo”

Exposicion dominicos

‘El futuro en una sonrisa’ es el nombre de la exposición del fotógrafo y responsable de comunicación de los dominicos, Santi Vedri, que se inaugura hoy, 26 de junio, en el espacio de las artes y la palabra O_Lumen de Madrid. Una serie de fotografías con las que su autor pretende, tal como explica a Vida Nueva, “mostrar la otra cara de una realidad muy complicada y difícil”. 

Todo comenzó con un curso de formación de misiones con Selvas Amazónicas, la entidad misionera de los dominicos, que hizo junto a su mujer durante el curso 2017-2018. Así, el pasado verano fueron a Malabo, en Guinea Ecuatorial, donde hay una misión de esta congregación, ‘Verano útil’. “La suelen dirigir las personas que van de misión en verano y otros voluntarios de la parroquia Santa Maravilla de Jesús, que está en el barrio Patio Pérez”, dice Vedri.

“El programa consiste en clases de repaso y juegos para niños y adolescentes desde los 2 hasta los 19 años”, apunta. Sin embargo, el objetivo principal es ofrecer un punto de unión y encuentro para estos niños, así como unas vacaciones distintas para las familias que no tienen otras oportunidades. “Es un espacio que presenta una alternativa para que los niños no estén en la calle en situaciones peligrosas”, añade.

Sonreír al futuro

El año pasado ‘Verano útil’ acogió a más de 350 niños en un solo mes. “Acuden con muchísimas ganas”, recuerda Vedri, “de hecho, hora y media antes de empezar ya teníamos niños en la puerta y cuando se tenían que ir no había forma de que lo hicieran”.

Guinea Ecuatorial es un país que, a pesar de tener muchos recursos naturales y petróleo, tiene una gran parte de la población empobrecida, por lo que la situación de estos niños “es bastante difícil”. Sin embargo, los niños, a pesar de esa realidad dura, “no pueden ocultar sonrisas que esconden el deseo o el sueño de un futuro mejor”.

La exposición, en definitiva, es sobre eso. “Hay muchas exposiciones hoy en día que retratan realidades duras de guerra, de conflicto, de drama”, explica Vedri, “y esa parte de denuncia es fundamental, pero lo que buscaba con estas fotografías es mostrar otra cara dentro de una realidad difícil, y al final lo que resulta son sonrisas de niños que reflejan otra cara del país”.

Vedri cree que “suena a topicazo” lo de que, al acudir a una experiencia de misión, uno recibe mucho más de lo que da, “pero es completamente cierto”. “Tuvimos que ir a Guinea Ecuatorial a aprender el valor de la alegría de un pueblo muy alegre, al que le gusta mucho celebrarlo todo y que, además, nos hizo sentir como en casa”, subraya.

Noticias relacionadas
Compartir