.


Los cristianos de Sudán del Sur y Pakistán celebran, por fin, el lunes de Pascua

  • Tras la firma del tratado de paz el pasado mes de octubre, el país africano recupera la normalidad
  • La provincia paquistaní de Punjab ha establecido como festivo para los bautizados toda la Semana Santa

cristianos pakistan

“Celebramos la gloriosa resurrección este año y esperamos que se logre una paz duradera, pues en la Pascua se celebra una nueva vida después de la muerte”, ha afirmado a EFE el arzobispo de la Iglesia Episcopal de Sudán del Sur, Justin Badi. Y es que, después de tres años, los cristianos del país pueden volver a celebrar la Pascua. 

En Sudán del Sur la vida vuelve poco a poco a la normalidad tras la firma del acuerdo de paz del pasado mes de octubre. Así, la Iglesia Episcopal de Yuba, la capital, se llenó de fieles ayer, domingo de Pascua, hasta tal punto que hubo que habilitar tiendas de campaña en el exterior de la iglesia porque los fieles no cabían en el espacio.

Por su parte, los cristianos de Pakistán han podido vivir la festividad de esta Pascua, ya que el gobierno de la provincia de Punjab, que alberga a la mayoría de los fieles pakistaníes, estableció que desde el viernes Santo y hasta el lunes de Pascua como festivo para los bautizados. Los católicos paquistaníes representan menos del 1 por ciento de la población total, que profesa en su mayoría la fe musulmana.

Medidas de seguridad

Sin embargo, cada festividad religiosa requiere que se implementen las medidas de seguridad en los templos, ya que en otras ocasiones, como la Navidad y la Semana Santa, que es cuando las iglesias están más llenas, se han perpetrado ataques de grupos terroristas. 

Ejemplo de ello son los casos que ha recordado la Arquidiócesis de Lahore, capital de Punjab, en los que dos atentados suicidas con bombas, organizados por los talibanes paquistaníes, acabaron con la vida de 15 personas en marzo de 2015 mientras se encontraban en dos iglesias, una católica y otra protestante. Durante la Pascua de 2016, otro ataque provocó la muerte de 78 personas que se encontraban en un parque después de los ejercicios del domingo.

Noticias relacionadas
Compartir