“El Papa cambió de opinión y yo también”, confiesa el obispo de San Bernardo sobre Barros

El giro del obispo González tras defender a Juan Barros: “El Papa cambió de opinión y yo también”. El obispo de San Bernardo, Juan Ignacio González, se confiesa. El nuevo presidente del Consejo de Prevención de Abusos y Acompañamiento de Víctimas reconoce que no tiene “antecedentes para decir el porqué cambié mi opinión pero el Papa si los tiene”.

El prelado atendió en directo al programa de radio ‘Hablemos en Off’ –como recoge el portal Duna– para responder a las críticas que ha recibido por parte de las víctimas del sacerdote abusador Fernando Karadima. En concreto, José Andrés Murillo y Juan Carlos Cruz criticaron su designación tras la salida del obispo Alejandro Goic. González señaló que “hemos tenido contacto con muchas víctimas y hemos curado a mucha gente”. Así, hizo hincapié en que “estamos dispuestos a cambiar, mejorar y seguir adelante”.

González continúa explicando que “estamos actuando todos los días, lo que pasa es que a la gente le cuesta entender que esto es muy complicado para las víctimas”. Y añadió: “Del caso Karadima yo nunca he sabido nada porque no he estado metido en él. Precisamente uno de los puntos que preocupa al Papa es que ahí no se hizo el acompañamiento de las víctimas que se tenía que hacer”.

Portugal tumba la despenalización de la eutanasia

La Asamblea de la República Portuguesa rechaza cuatro proyectos de ley para despenalizar la eutanasia. La tarde de ayer, 29 de mayo, se tumbó la propuesta del Partido Socialista –en el gobierno– por tan solo 5 votos. Los socialistas se vieron apoyados por todo el bloque de izquierdas, a excepción del Partido Comunista, que se alineó con Centro Democrático Social. Aunque varios socialistas se abstuvieron, ya que tenían libertad de voto, según informa El Mundo.

CDS rechazó los proyectos afirmando que “un buen fin no justifica el uso de malos medios”, mientras que los comunistas argumentaron que era necesario invertir más para mejorar los cuidados paliativos, y no apostar por una práctica “contraria a la evolución de nuestra sociedad”. De hecho, esta posición provida suscitó los elogios del obispo de Oporto, Manuel Linda, quién afirmó que el partido era una fuente de “buen sentido” en un hemiciclo lleno de diputados “tristemente alejados de la racionalidad ética”. 

La Conferencia Episcopal Portuguesa se ha congratulado por la reprobación de la eutanasia. “Es una victoria de la vida en todo su sentido, de la vida que nunca debería ser sometida a la votación con vistas a su eliminación”, señalan en un comunicado. Y añaden “Es una victoria de la democracia y de todos los que se empeñaron en la defensa de la vida, desde las innumerables instituciones de la sociedad civil y de las diversas asociaciones de profesionales católicos hasta las confesiones religiosas, con realce para la declaración común de estas confesiones contra la eutanasia”.

La Iglesia australiana se une al plan de indemnizaciones por abusos del Gobierno

La Iglesia australiana ha anunciado hoy, 30 de mayo, que se unirá al plan de indemnizaciones para las víctimas de abusos sexuales recomendado por la comisión que analizó la respuesta de las instituciones del país a estos casos. “Apoyamos las recomendaciones de la comisión para un plan nacional de indemnizaciones, administrados por el Estado y estamos dispuestos a participar en él”, dijo el presidente de la Conferencia Episcopal Australiana, Mark Coleridge.

Los afectados “merecen justicia y reparación, y muchos han dado valientemente un paso adelante para contar sus historias”. La institución indicó que su apoyo al plan persigue “limitar los futuros traumas de los supervivientes de estos abusos mediante las indemnizaciones de la Iglesia”. Se trata, pues, de la primera institución no gubernamental del país que se adhiere a este plan, anunciado en diciembre, y al que ya se han unido casi todos los territorios de Australia, como recoge EFE.

El programa prevé entregar un máximo de 97.365 euros a cada víctima en compensación por los abusos sexuales sufridos cuando eran menores en el seno de las instituciones del país. Este anuncio por parte de los obispos se produce días después de que el arzobispo de Adelaida, Philip Wilson, fuera declarado culpable por encubrir los abusos cometidos por un cura en la década de 1970, por lo que se enfrenta a dos años de prisión.

Noticias relacionadas
Actualizado
30/05/2018
Compartir