Francisco quiere que las reformas hagan a la Iglesia “más misionera”

  • El Papa encomienda al cardenal Filoni la preparación del Mes Misionero Extraordinario
  • Será en octubre de 2019, coincidiendo con el centenario de la Carta ‘Maximum illud’, de Benedicto XV

El Papa Francisco ha enviado una carta al cardenal Fernando Filoni, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, con motivo de la convocatoria para octubre de 2019 de un Mes Misionero Extraordinario. En la misiva, recuerda que en dos años se cumplirá el centenario de la promulgación de la carta apostólica Maximun illud, de Benedicto XV.

En ese documento, Benedicto XV “comprendió la necesidad de dar una impronta evangélica a la misión en el mundo, para purificarla de cualquier adherencia colonial y apartarla de aquellas miras nacionalistas y expansionistas que causaron tantos desastres”, le dice Francisco a Filoni, refiriéndose a la Primera Guerra Mundial, que acababa de terminar.

Francisco recuerda en su texto de igual modo que Benedicto XV “exhortaba a rechazar cualquier forma de búsqueda de un interés, ya que solo el anuncio y la caridad del Señor Jesús, que se difunden con la santidad de vida y las buenas obras, son la única razón de la misión” y subraya asimismo que la misión evangelizadora que quiso renovar Benedicto XV se encuentra aún lejos de su objetivo final.

Agentes pastorales en actitud de salida

Tras recordar que ya en la exhortación apostólica Evangelii Gaudium el propio Francisco reconoció la función misionera de la Iglesia como de máxima prioridad, el Papa muestra su deseo de redirigir en este sentido las reformas que la Iglesia está llevando a cabo en su seno para “procurar que todas ellas se vuelvan más misioneras, que la pastoral ordinaria en todas sus instancias sea más expansiva y abierta, que coloque a los agentes pastorales en constante actitud de salida y favorezca así la respuesta positiva de todos aquellos a quienes Jesús convoca a su amistad”.

Al final de la carta, Francisco vuelve a poner de manifiesto la absoluta actualidad de Maximum ilud, ya que los conflictos se suceden sin descanso, como a principios del siglo pasado.

Por ello, ha convocado el Mes Misionero Extraordinario coincidiendo con el centenario de la carta de su antecesor, para que “también en nuestro tiempo, desgarrado por la tragedia de las guerras y acechado por una triste voluntad de acentuar las diferencias y fomentar los conflictos, la Buena Noticia de que en Jesús el perdón vence al pecado, la vida derrota a la muerte y el amor gana al temor, llegue también con ardor renovado a todos y les infunda confianza y esperanza”.

A modo de conclusión, Francisco confía al cardenal Filoni y a las Obras Misionales Pontificias la preparación de ese mes, de modo que sirva para “promover iniciativas e intensificar de manera especial la oración —alma de toda misión—, el anuncio del Evangelio, la reflexión bíblica y teológica sobre la misión y las obras de caridad cristiana”.

Noticias relacionadas
Actualizado
23/10/2017
Compartir