El primado de Irlanda considera un “error” no denunciar los abusos por vía civil 

El arzobispo de Armagh (Irlanda), Eamon Martin, ha dicho que la rendición de cuentas por la falta de protección de niños y adultos vulnerables en la Iglesia es un asunto para los tribunales civiles y no debe depender exclusivamente de un tribunal canónico.

“Una persona que ha abusado es responsable ante la ley civil y los tribunales penales”, dijo el arzobispo. “Los obispos que deliberadamente y con conocimiento cubren el abuso infantil también son responsables ante la ley. Solo cuando se concluya el proceso civil o penal, se debería de llevar a cabo la rendición de cuentas bajo la ley canónica”, asevera.

Martin subrayó que en Irlanda la denuncia de abusos es obligatoria y son los tribunales penales los que deciden: “Sería un error pensar que de alguna manera un proceso en Roma mantendrá seguros a nuestros niños o garantizará la plena responsabilidad”. El primado insistió en que “la protección de las personas vulnerables depende de la vigilancia sobre el terreno, la cual nos involucra a todos”.

La Iglesia alemana, “avergonzada” por los abusos

La Iglesia católica alemana se declaró “consternada y avergonzada” tras la filtración de un estudio que revela que miles de niños sufrieron abusos sexuales a manos de sacerdotes entre 1946 y 2014. El informe fue encargado por la Conferencia Episcopal Alemana y pretendían presentarlo el día 25 de septiembre.

La publicación del contenido, por el semanario Der Spiegel, fue criticada por el obispo Stephan Ackermann, coordinador de la Conferencia para la investigación de abusos sexuales, quien lamentó que se hayan avanzado unas informaciones que son “confidenciales” y que hasta ahora no conocían ni siquiera los miembros de la institución.

La filtración ha supuesto “un duro golpe”, según el obispo, que ha añadido que estaban trabajando en la organización de una asesoría telefónica para los posibles afectados, dato que también se daría a conocer el día de la presentación del informe.

Mario Moronta: “Venezuela es un país rico empobrecido”

El Papa ha recibido en visita ‘ad limina apostolorum’ a los obispos de Venezuela, sobre este encuentro ha hablado el obispo de San Cristobal y primer vicepresidente de la Conferencia Episcopal venezolana, Mario del Valle Moronta Rodríguez.

“El Papa nos ha dado dos exhortaciones: una verbal y una existencial. Esta última no tiene palabras, sino sencillamente es la actitud de solidaridad, de cariño y de afecto con la que nos ha recibido. El Papa ha reafirmado algo que él nos dijo ya, que admiraba nuestra cercanía al pueblo y que el nuestro fuera un lenguaje en nombre del pueblo”, ha declarado el obispo.

Entrevistado por Vatican News, Moronta ha hablado del fenómeno migratorio: “Venezuela siempre fue un país de acogida de migrantes y ahora se ha en un país con un gran flujo de migración debido, sobre todo, a la situación económica. Somos un país rico empobrecido”.

Noticias relacionadas
Actualizado
13/09/2018
Compartir