Sigue el encuentro desde esta misma web el miércoles 25 de Noviembre a las 18:00h (España). Recarga la página si no lo ves.

La pastoral inclusiva del peregrino

(Fernando Vidal– Director del Instituto Universitario de la Familia de Comillas)


“El Papa entiende el conflicto entre la celosa libertad y la Fe que invita a la donación absoluta, y nos enseña una pastoral inclusiva, capaz de anunciar de tal manera la verdad que nunca hiere la libertad de la persona. Dios no es Dios de coacción ni de discordia”

Pese a unos pocos sectarios, Benedicto XVI no ha hecho sino darnos universalidad: abrazar a todos sin excepción. Ha visto necesario impulsar más allá la pastoral propositiva a la que ya nos invitó en Valencia. En tiempos de conflicto público de religión, nos ha dicho que nadie silencie lo cristiano y que tampoco nadie se apropie el nombre de Dios para fines impropios. El Papa entiende el conflicto entre la celosa libertad y la Fe que invita a la donación absoluta, y nos enseña una pastoral inclusiva, capaz de anunciar de tal manera la verdad que nunca hiere la libertad de la persona. Dios no es Dios de coacción ni de discordia.

Una pastoral peregrina que invita a encontrarnos en las encrucijadas y noches de la humanidad guiados por la estrella de la cruz; una pastoral de acompañamiento de una Iglesia que abraza y se pone en camino acompañando; una pastoral que crea lugares en el corazón de las ciudades donde regenerar interioridades, crear cultura y fortalecer la justicia; una pastoral especialmente atenta a la justicia y la evangelización con los más pobres y la gente de la calle. Nos ha instado a gastarnos por Dios y los pobres, a dar lo mejor de nosotros mismos para la verdadera liberación de los oprimidos, ofreciendo la fraternidad que alienta la esperanza en los corazones.

Nos ha invitado, como en el Reino Unido, a la belleza de la santidad. Una belleza que es gratuidad, y una gratuidad fraternal que es belleza. Gran parte de España sufre una crisis pastoral, y Benedicto XVI nos ha ofrecido el consejo paterno que más necesitábamos: el paradigma pastoral del peregrino que hace que la verdad suene a abrazo y que el abrazo sea fuente de verdad.

En el nº 2.729 de Vida Nueva.

Número Especial de Vida Nueva

Compartir