.


Dos heroínas, premiadas con El Barco de Vapor y Gran Angular

  • Los Premios SM 2019 recaen en las novelas ‘Los escribidores de cartas’, de Beatriz Osés, y ‘Blanco de tigre’, de Andrés Guerrero
  • Las protagonistas de las dos historias son niñas valientes que luchan a contracorriente para conseguir sus metas

Los Premios SM ya tienen ganadores. ‘Los escribidores de cartas’, de Beatriz Osés, ha conseguido el Premio El Barco de Vapor 2019, mientras que ‘Blanco de tigre’, de Andrés Guerrero, se ha hecho con el Gran Angular 2019, en el año que se cumple el 40º aniversario de la colección. Se trata de los galardones de la literatura infantil y juvenil española con mayor dotación del planeta, que alcanza los 35.000 euros. La entrega oficial de los premios tendrá lugar el próximo 25 de abril en la Real Casa de Correos de la Comunidad de Madrid.

Ambos relatos tienen como protagonistas a dos niñas, Iria y Duna, que en diferentes contextos afrontan su particular lucha por llegar a su meta. “Podría haber contado la historia con un chico, pero lo descarté. Quería una persona heroica y opté por una chica. No pensé en esta coyuntura de reivindicaciones que estamos viviendo ahora, sino que llevo toda la vida defendiendo el lugar de la mujer”, apuntó Osés en rueda de prensa. “En mi caso, escogí a una chica porque ella tenía que romper las tradiciones de la sociedad, pero nunca pienso en clave de reivindicaciones”, completó Guerrero.

El gerente editorial de Literatura infantil y juvenil de SM, Gabriel Brandariz, reflexionó que “en algún momento las editoriales han escrito libros para niños y libros para niñas. Es un error de bulto. Nosotros no queremos libros rosas y azules, sino libros que emocionen, que tengan una historia, independientemente del protagonista, nuestros destinatarios son todos”.

La decisión que cambia todo

“Con diez años ya escribía historias con mi máquina de escribir”, señaló Beatriz Osés, licenciada en Periodismo y autora de una obra que se ha impuesto a otros 202 manuscritos. De hecho, el jurado de El Barco de Vapor ha querido reconocer en un lenguaje sencillo en plena era de la redes sociales cómo “la pequeña decisión de una persona puede transformar a mejor a toda una comunidad”.

La novela aborda cómo tres niños se las ingenian para que el cartero del pueblo, el abuelo de Iria, la protagonista, no pierda su trabajo porque nadie más escribe cartas. Osés apuntó que escribió la obra durante el pasado verano: “Se lo prometí a mi mejor amiga, que murió de cáncer el pasado mes de junio y lo cumplí encerrándome todo el mes de agosto”. “Mi estilo no solía encajar con las editoriales y por eso decidí presentarme a premios”, señaló la autora de “Los escribidores de cartas”, que acumula El Lazarillo o La Brújula, entre otros galardones.

Lucha por la libertad y la igualdad

Cuando mi mujer leyó la novela, fue ella la que dijo que me presentara, convencida de que iba a ganar. Pero cuando recibes la llamada esperada de SM con la que todos soñamos, no te lo crees”, explica Andrés Guerrero, que acumula cuatro décadas a sus espaldas como ilustrador. Guerrero señaló que la historia de “Blanco de Tigre” surgió de un pequeño cuento, pero evolucionó para contar “la historia de Duna, una chica cazadora de la India en un tiempo en el que, como en tantos otros ámbitos de la sociedad, ellas no tenían permiso”.

Entre los temas que aborda la novela, el autor destacó “el amor, la lucha por la libertad y la vida, de acabar con las diferencias, de dioses y demonios”. Guerrero admitió que su libro bebe de “El libro de la selva”, de Kipling, y “Las aventuras de Tom Sawyer”, de Twain.

Un elemento común a las dos novelas, además de esa mirada femenina, es el protagonismo de un río. “Es la gran metáfora de la vida. Por donde pasa un río, la vida surge a su alrededor”, mantiene Guerrero, mientras Osés subraya que, “en mi caso, el río está más relacionado con el paso del tiempo y con la muerte”.

“En SM no queremos decirles a nuestros lectores qué tienen que pensar, pero sí que tengan un valor formativo, o lo que es lo mismo, que despierten en ellos una chispa, que pasen por su vida”, subrayó Brandariz al poner en valor ambas obras.

Noticias relacionadas
Compartir